Archive for » octubre 8th, 2015 «

Yo, babysitter.

Es bien sabido que detrás de lo idílico de este trabajo, se esconde una profunda verdad: llegará el día en el que trabajes de niñera. Y de gratis. Y digo de gratis porque llegará esa noche en la que te apetezca salir y tus host parents, con las mismas ganas que tú, te pidan que te quedes en casa…haciendo babysitting. Esto no es otra cosa que ver la tele y no hacer nada mientras los niños duermen. Pues bien, en el caso de mi familia, ya venía avisada de que al menos dos noches al mes tendría que hacerlo…y por suerte o por desgracia, esta semana me toca por partida doble.

giphy

En el caso de que tengas que hacerlo para tu familia no te pagan esas horas extras, por tanto no es tan emocionante como cuando me llama alguna amiga o hermana de mi host mum y me pide que me vaya un rato a su casa pagándome unas diez libras la hora. Lo hago con tanto, tantísimo gusto…

Como decía esta semana me toca pringar durante dos noches, y ya he superado la primera. Esta vez fue un poco más complicada porque tenía que acostar a M y a Z, lavarles los dientes, bañarlos…tareas que nunca tengo que hacer y que de hecho ayer fue la primera vez que iba a intentar. Tras irse los padres y yo santiguarme unas veinte veces , me dispuse a poner en práctica todo aquello que he ido observando a lo largo de estas semanas. Y perdonad que os diga, pero no me fue nada mal.

Para empezar Z se portó como un campeón, entrando en la bañera y saliendo sin liadas de ningún tipo como las que le monta a su madre, y M en su línea…tan bueno como siempre. Les cepillé los dientes, les puse los pijamas…y respiré hondo porque entonces era el momento que tanto había estado esperando.

Tenía que contar mi primer cuento en inglés.

M y Z tienen la costumbre de escuchar historias antes de dormir, y para ello escogen algún libro de los miles que tienen en su habitación. Yo temblaba sólo de pensar en el ridículo que iba a hacer, no por nada, sino porque los cuentos infantiles aquí utilizan palabras que muchos de nosotros no somos capaces de entender. Pues bien, hice gala de toda la gracia que suelo tener contando cuentos en español, poniendo una voz a cada personaje, muy profesional yo…y acabé leyendo cinco cuentos. Una hora leyendo sin parar. Mi cerebro y mi lengua ya no se ponían de acuerdo y de vez en cuando M me corregía alguna palabra que no pronunciaba del todo bien (aprendo más con ellos que con los adultos).

Sobre las ocho y media, que aquí es considerado tardísimo, los niños terminaron durmiéndose y yo me tiré en el sofá a ver cómo una chica hacía el ridículo en X Factor. Había sido un día muy muy largo…pero finalmente había acabado.

Tengo que ser franca…es curioso como el día pasa y no me doy cuenta de todo lo que hago. Por las mañanas voy a trabajar  (cosa de la que ya hablaré más adelante), vuelvo, recojo a los niños, estoy con ellos, hago deporte, leo prensa, hago turismo, vuelvo a leer…Y cuando llegan las nueve de la noche no soy persona. No me siento como si estuviera trabajando, para mí es un gusto hacer lo que hago y me siento afortunada por todo lo que esta experiencia me está dejando vivir y disfrutar. Pero cuando subo cada noche a mi cuarto es cuando me doy cuenta de lo agotada que estoy.

giphy (1)

Aún así no paro (gracias Señor por haberme hecho inmune a las ojeras), no lo hacía en España y  no lo hago aquí. Despertarme cada mañana con una sonrisa ya es una costumbre, y creo que eso hace que mi vida se haya asentado en esta casa, este barrio, esta ciudad…sin contratiempos. Así soy yo y así es mi vida, que se adapta y encaja según convenga. Creo que ahí está el secreto para abrir la mente y conocer mundo…en no permitir que un solo “molde” te limite.

Mañana es viernes y tengo algunos planes en mente. Por lo pronto dormirme antes de que los zorros se pongan a gritar, porque entonces estoy perdida.

Bye!

IMG_0190

Category: Viajar  Comments off

Berlin

Category: Lugares  Comments off

Petra: una aventura en Jordania

Llegar a un sitio escondido, descubrirlo. Volver a ser un niño. O descubrir que nunca dejamos de serlo. Caminar por un desfiladero, “el eje” o la puerta que te lleva a un mundo desconocido. Poco más de un kilómetro entre pasos estrechos que a veces no superan los tres metros. En algún lugar perdido entre las montañas estuvo oculta la antigua ciudad de Petra durante siglos. La gente del valle prefería no contarlo, no dar a conocer un camino entre paredes de roca rojiza de hasta 180 metros de altura que conducían a una ciudad tallada en la montaña. Y aún si lo contaran, no sería fácil de creer.

como-llegar-al-siq-petra-jordania

El paso por el Siq era sagrado, y sigue teniendo ese misticismo. Caminar por él deslumbra, la naturaleza modela formas sinuosas de escala desproporcionada, la luz del sol se multiplica y el color rojizo tiñe todo el ambiente.

Por momentos, al caminar por el Siq te quedas completamente solo, y hasta pareciera que en el mundo no existiera nada ni nadie más. Por momentos, grupos de turistas grandes o pequeños transforman el desfiladero en un sendero peatonal en medio de la nada.

3

(Antes de entrar al Siq, hay burros y caballos disponibles para atravesar el desfiladero de un modo bastante particular)

Son ráfagas de bullicio y silencio, se escuchan pisadas, caballos y carros que avanzan pero no se ven, y retumban con su eco en el desfiladero. Y cuando pasan levantan polvo, y esa luz rojiza parece más intensa. No es magia, pero lo parece. Toda la magia de un viaje, todos nuestros sueños de aventura, de salir a explorar, de entregarse al lugar, todas esas sensaciones se multiplican en esa majestuosa entrada a las ruinas de Petra.

Y en ese continuo avance, la ciudad de Petra se anticipa en dosis ajustadas. En el Siq, y antes de internarse en él, ya aparecen ruinas talladas, templos, acuíferos también tallados en los acantilados y que llevaban el agua hasta la ciudad. Hay restos de una entrada y un arco que hoy ya no está, y cámaras subterráneas que se cree, eran usadas por guardias que defendían la entrada a la ciudad. La magia se anticipa y se dispara.

4

Si nos alejáramos, si sobrevoláramos el valle, probablemente no veríamos Petra. Está escondida entre caprichosas formas en el valle de Arabá, y definitivamente, encontrarla no era fácil:

6

7

Detrás de esos colosos rocosos, ocultos en un laberinto de montañas sinuosas, está la ciudad de Petra. Y ese majestuoso desfiladero:

8

El camino continúa hasta llegar a un punto en el que todos se detienen. Y es que esa es la reacción al encontrarse con la silueta de “El Tesoro”, embutido en una fachada tallada de roca enfrentada al desfiladero. Detenerse. Observarlo. Sentir que se descubre algo, aunque se disparen mil fotos por segundo de ese lugar cada día. Allí está El Tesoro, y otra etapa de la aventura por comenzar. Aquella que implica caminar por una ciudad perdida que se abre en un valle. Ruinas talladas y monumentales encerradas en un sitio fácil de defender, un lugar que permitió el apogeo de una civilización deslumbrante (la de los nabateos), que luego cayó en el abandono, y que esperó hasta hace 200 años para volverse a conocer al mundo.

9

El explorador suizo Jean Luis Burckardt, “descubre” Petra en 1812, y tal vez, habrá tenido sensaciones tan parecidas a las de cada turista que se queda estupefacto ante la visión del Tesoro tallado. Tal vez tan parecidas a las mías. Detenerse y quedarse congelado y boquiabierto entre paredes de un desfiladero estrecho, imponente. Una puerta que conecta el mundo acelerado, hiperconectado, cambiante y a veces apabullante con un mundo detenido en el tiempo, escondido, mítico, polvoriento. La naturaleza y el hombre de la mano, para hacer maravillas que las palabras no tienen el poder de describir ni las fotos la capacidad de dimensionar. Una ciudad que apenas comienza a desplegarse.

Category: Viajar  Comments off

Enamorate de Bacalar, la laguna de los 7 colores

La península de Yucatán tiene una gran cantidad de lugares especiales para visitar que no se pueden encontrar en ningún otro lugar del mundo. No solo hay bellezas naturales increíbles por sus características, sino que también encontraremos una rica historia con ruinas y sitios que aportan a la diversidad de los paisajes tropicales de la zona. Así es como por esto también podremos formar parte de distintas actividades desde nadar con delfines a escalar a la cima de una pirámide maya. Entre cenotes, selvas, ríos ruinas y playas se encuentra una increíble postal y atracción en el sur de la Riviera Maya: la Laguna de Bacalar.

bacalar01

La laguna de Bacalar, también conocida como la laguna de los 7 colores, se encuentra muy cerca de Chetumal, la capital del estado de Quintana Roo y es uno de los pocos cuerpos de agua permanente de la zona, debido a la composición del suelo de esta península mexicana. Se dice que esta laguna es de “7 colores” por la variedad de tonos de su agua que cambia de acuerdo a la diferencia en profundidad en varias partes de la laguna. Esto se debe a que en principio la laguna de Bacalar era un cenote que desbordó sus aguas y dio paso a un cuerpo de agua mayor.

Los cenotes son algo muy común en la Riviera Maya, no así en el resto del mundo. La gran mayoría de estos accidentes naturales se concentra en la península de Yucatán, donde se pueden encontrar cenotes de todos los tipos. Los turistas en la Riviera Maya suelen contratar tours y expediciones para nadar y explorar sus cuevas. Una de las actividades más comunes que se pueden realizar en los cenotes es el buceo y snorkel. Debido a las formaciones rocosas que forman parte de la superficie y por debajo del agua, junto con algunas poblaciones de peces que pueden avistarse, también.

bacalar02

Es por esta razón que, una de las actividades principales de la laguna de Bacalar es el buceo. En un costado de la laguna se puede reconocer un cuerpo de agua celeste más oscuro. Se trata de un cenote, Cenote Azul, en el cual muchos buceadores acuden para sumergirse en sus misteriosas aguas. Es sin duda un atractivo imprescindible para buceadores, debido a sus características de aguas profundas y laberintos subácuaticos.

Es por esta razón que si luego de tu nado con delfines o de visitar los sitios arqueológicos Maya con sus ruinas y pirámides, buscas algo más, puedes visitar la laguna de Bacalar y disfrutar de un lugar increíble, natural y con muchas actividades para todos.

21.161908
-86.851528
Category: Cruceros  Comments off
US