Archive for » noviembre 8th, 2015 «

San José, rafting, Tortuguero y canopy

Estos últimos días han sido intensos.
La misma amiga que tan bien me acogió en Panamá, aprovechó las fiestas patrias para escaparse y encontrarse conmigo y así descubrir juntas esta zona de Costa Rica.

Una vez instaladas en San José y después de haber recorrido una parte de la ciudad y descubrir que su gran ventaja es que disponen de aceras pero de poca utilidad al no haber mucho que visitar, decidimos organizar las actividades que queríamos hacer.

Hemos podido disfrutar de un día de rafting por uno de los mejores ríos del mundo donde hacerlo, según nos contaron: El río Pacuare.
Hemos visitado Tortuguero, el hogar por excelencia de las tortugas como su nombre indica. Aunque no quisieron acogernos escondiéndose de nosotras y solo pudiendo ver como se escapaban corriendo hacia el mar.
Y hemos volado entre árboles creyéndonos monos del país mientras éstos se reían de nuestros torpes intentos.

Ninguna de las dos habíamos hecho antes rafting y hay que reconocer que al empezar los monitores a darnos todas las indicaciones necesarias nos asustaron bastante. Pero una vez en el agua, todo el miedo desapareció. Estar en un bote dejándose llevar por las corrientes avanzando entre un paisaje abrumador o luchar contra ellas en momentos de remo en equipo. Sentirse arrastrado por la fuerza del agua corriendo entre rocas… Todas fueron sensaciones increíbles.

En Tortuguero me fascinó la facilidad de los guías por ver animales completamente camuflados a nuestros ojos. Es sorprendente la capacidad de visión que da la experiencia. Pudimos observar de cerca osos perezosos, caimanes, iguanas, monos… Y el único animal que no quiso saludarnos era aquel que habíamos ido a saludar. Pero no importó. Porque el paseo por la playa envueltos en la oscuridad fue un momento de desconexión para la mente.

El canopy fue muy divertido y menos impresionante de lo que en el primer momento parecía. Al subir la escaleras que llevaba a la primera plataforma, a unos cincuenta metros de altura, daba mucho vértigo. Una vez arriba mirabas el cable y veías demasiado lejos su fin. Mirabas hacía el suelo y lo mismo. Pero una vez colgada de él y empujada hacía delante sólo sentí libertad.

Dicen que con la edad te haces más consciente del peligro. Es posible. En mi caso no sé si es así, pero si que me asusta menos. Más me asusta quedarme paralizada y no sentir por su culpa.

Category: Lugares  Comments off

Islas Cíes… Un paraíso en Galicia

Quiero volver de nuevo..!! Si, es un lugar de ensueño..de esos que quedan grabados para siempre en n

Category: Lugares  Comments off
US