Archive for » julio 6th, 2016 «

Existe un río bajo el mar

Al leer el titulo, parece que se tratase de una idea sacada de una película de ciencia ficción, donde se puede plasmar en el sentido más futurista y descabellado, las portentosas creaciones de la mente humana. Pero no, es un contexto real.

Un “río bajo el mar” como muchos le llaman, se ubica en Cenote Angelite, México. Su apariencia muy insólita, le da la calificación de río, porque posee una apariencia similar. A en sus alrededores se encuentran ramas de árboles, hojas, arboles que nacen de la rara superficie, y cosas de esta clase que le hacen parecer un río. Solo que se trata de una capa fina compuesta por sulfuro de carbono que, debido a una variedad de factores químicos, da lugar a este inverosímil escenario.
El descubrimiento de esta maravilla de la naturaleza le corresponde a Anatoly Belshchin, que de manera inesperada, mientras se encontraba buceando por los alrededores con su equipo, se vio atraído por algo que parecía ser digno de otro mundo.


El hallazgo ha sido increíble, y según las experiencias de muchos de los afortunados que han podido presenciar con sus ojos este lugar, estar allí es algo grandioso que es algo muy difícil de olvidar.
Tras algo sorprendente siempre va haber otra cosa más sorprendente. Y en lo que respecta al mundo, no sabemos con qué nos podemos topar.

Category: Lugares  Comments off

Lo mejor de viajar

44124122-Conjunto-de-coloridos-sabrosos-platos-sin-carne-saludables-cocinados-comida-de-la-cocina-vegetariana-Foto-de-archivo.jpg

Cuando tomamos la idea de viajar mas allá de querer ir a conocer lugares nuevos gente
nueva, es por la comida, sin saber si nos va a gustar o no la comida es lo primero que vamos a experimentar.

Les voy a dar una lista de los platillos de todo el mundo que debes comer si viajar a ese país.

more »

Category: Viajar  Comments off

Naturaleza política esencial del emigrante cubano.

José Gabriel Barrenechea.
El gran problema al que se enfrenta cualquier oposición potencial al castrismo se encuentra en la casi absoluta concentración de las posibilidades de reproducir la vida humana en manos del estado castrista, y en la aun más eficiente capacidad del mismo para vigilar y controlar a la sociedad cubana.
El estado castrista es todavía hoy el más grande empleador del país, a la vez de que es el dispensador de las licencias para trabajar por cuenta propia o en general para desempeñar cualquier actividad laboral, todo ello mediante un sistema legal ambiguo que le permite ejercer el más amplio discrecionalismo bajo un manto de legalidad. Por otra parte, su eficacísimo sistema de vigilancia y control ciudadano, que solo se hace de la vista gorda cuando el individuo demuestra una servil incondicionalidad con el mismo, impide que quien se atreva a declararse opositor pueda ejercer incluso la actividad económica sumergida.
Oponerse en Cuba es cerrarse todas la posibilidades de obtener de la sociedad cubana isleña lo necesario para reproducir su vida y la de su familia, ya que ni podrá trabajar para el estado, ni conseguirá una licencia de cuentapropista, y muchísimo menos alcanzará a dedicarse al mercado negro: el estrecho y minucioso operativo de vigilancia que de inmediato se establecerá alrededor suyo se lo impedirá irremediablemente.
En consecuencia a los inconformes solo les quedaran un número muy limitado de opciones, relacionadas todas con su mantenimiento a costa de lo que pueda obtener de más allá de nuestras fronteras: La primera, claro, lo es el emigrar.
La naturaleza esencialmente opositora de todo emigrante cubano suele no admitirse por quienes no acaban de comprender el carácter en extremo particular de la sociedad cubana actual, que impide que se usen adecuadamente para explicarla ciertos términos, ciertas ideas, de la misma manera en que se hace al referirse a la mayoría de las sociedades presentes. La sociedad cubana no se organiza como la mayoría de las contemporáneas con el objetivo de que los humanos reunidos en ella enfrenten conjuntamente sus desafíos concretos, y para que de ese gregario modo solucionen sus necesidades cotidianas (que pueden ser del día a día, pero también del siglo a siglo). La sociedad cubana actual más que nada posee desafíos milenaristas (la construcción de la Nueva Jerusalén, o la Sociedad Comunista), y se organiza ante todo para solucionar necesidades supra-cotidianas (alcanzar una especie de salvación presente, obtenida al hacer lo correcto para el establecimiento de un específico futuro en el que no se vivirá). Por tanto, más que como cualquier sociedad política contemporánea, la Cuba de Fidel y Raúl funciona más bien como una celosa religión medieval,y en consecuencia abandonarla no es visto de manera tan sencilla y plácida.
Lo primero es entender que dejar México, Guatemala, Colombia o Ecuador, para irse a vivir en otro lado, no es una herejía y una traición como si lo es en el caso cubano.
Pero ese carácter diferente del caso cubano se manifiesta en multitud de otras aristas:
En esencia y al menos según el discurso castrista, Cuba se ha dado esa tan particular y extemporánea organización política, social y económica para evitar la necesidad de emigrar de sus ciudadanos, que tan fuerte es en países como los referidos más arriba. Cada emigrante cubano, por el solo acto de convertirse en tal, se constituye en un contradictor, en alguien que niega el éxito de ese propósito. De hecho en un descalificador del discurso oficial, o lo que es lo mismo para los generadores de ese discurso: en un enemigo.
Pero además, como supuestamente en estas formascubanas de organización política, social y económica no es lo material lo más importante, sino la satisfacción espiritual que al individuo en cuestión le proporciona el sentirse parte integrante de un supuesto proyecto enaltecedor, de dignificación humana, el acto de emigrar para en una primera apariencia invertir la escala de valores pone también en cuestión sino la escala de valores misma (lo espiritual sobre lo material), al menos la voluntad de quienes mandan en Cuba para ceder lo suficiente como para que los individuos puedan encontrar los espacios en que practicar esa dignificación espiritual referida.
Por lo mismo, otro desafío, y una nueva actitud opositora.
La privación a los cubanos emigrados del derecho a ejercer el voto en su país de origen, algo casi universal hoy día en occidente, es la más clara muestra de lo que son para el castrismo en definitiva todos los que abandonan su tutela directa: Individuos sobre los que al no poder ejercer su control absoluto no se les puede admitir ese derecho mediatizado del que en teoría disponemos los isleños, y por tanto extraños en el mejor de los casos, enemigos en el peor. Peligrosos opositores en todos.

Category: Viajar  Comments off

El movimiento lunar

Aquí os dejo una secuencia de como se mueve nuestro satélite, se puede apreciar los cambios de ilumi

Category: Lugares  Comments off
US