Archive for » agosto 26th, 2016 «

¿Qué hago acá?

Me desperté con uno de los tantos saltos que venía pegando el colectivo, y me vi a mi misma sentada en un bondi de la línea 37 y con el viento pegándome en la cara. ¿Qué hago acá? Veo por la ventana y veo la calle sucia, autos que se van metiendo como pueden en el camino, gente cruzando la calle por donde encuentra lugar y vendedores ambulantes parándose en el medio de la calle, desafiando a los autos a esquivarlos. Son las 18:20 y quiero llegar. ¿Qué-hago-acá? Escucho bocinas que suenan porque sí y a dos hombres hablando en el asiento detrás mío. Van mezclando palabras en guaraní en su conversación en español, jopara. ¿QUÉ HAGO ACÁ?

Hace dos semanas llegué a Asunción, Paraguay. Hace dos semanas y medio terminé mi carrera de grado también. Es cómico porque me gustaría decir que nadie me avisó que las cosas iban a ser así pero es mentira, porque todos me dijeron: preparáte porque la vida real es diferente. ¿Qué vida real? ¿Vivías en un mundo de fantasía? Bueno es que la cosa es que por 8 años viví interna en un campus. Los primeros 4 años viví en un colegio internado en el sur de Buenos Aires y los últimos 4 años, interna en Entre Ríos, en el campus universitario (más grande que el primero). Acostumbrada a vivir en entornos tan cerrados y sobre todo cuidados, me malcríe pensando que era dueña del mundo. Es que sí, no tengo problema en admitirlo, lugar en el que puse el pie, lugar que hacía lo que quería. Siempre me porté bien, pero soy caprichosa y ahora la vida me está dando para que tenga.

Soy una impulsiva a más no poder y al mismo tiempo muy estructurada, y cuando un amigo me pasó el aviso para postularme a venir a trabajar a Paraguay, dije ¿por qué no? No tengo mejor plan, probemos. Ahora siento en el fondo de mi corazón que esto se dio por una razón, y esa es que me convierta en un ser humano decente. No que sea un asco de persona, pero me faltan unas cuantas lecciones, de esas que por más buena alumna que seas no se aprenden en clases, hay que vivirlas.

He aquí algunas de mis lecciones. Desde que llegué aprendí que aunque no me guste, hay que saludar todo el tiempo. Toooooooooodo el tiempo. A la mañana cuando llegas al trabajo, después de la meditación grupal y cuando te vas (aunque ahí me hago la tonta y solo digo chau). Es que la gente no entiende que no lo hago de mala onda, es simplemente que cuando vivís interna y te cruzas con la gente todo el tiempo, saludar con un beso ya está de más. Ni hablar de ser simpática. Mis habilidades de relacionamiento están mejorando de manera notable. Escucho a la gente y todo. Y eso que les entiendo la mitad cuando hablan. Sin ánimo de ofender, muchos hablan cerrado y hay que hacer un esfuerzo sobrehumano para entender lo que dicen y más cuando me mezclan palabras con guaraní. Aguanta, amigo, un poco de piedad. Aprendí también que hay que ser paciente, porque el paraguayo vive lento y feliz, y aunque por momentos me saca de quicio estoy empezando a valorar esa manera de tomarse la vida. Tengo un compañero de trabajo que la primer semana me hizo de terapeuta y me dijo: siempre que pase algo, pensá en la solución, el problema ya está y ahora solo tenés que pensar cómo se resuelve y cuáles son tus opciones. Hashtag genio, am I right? Y por último aprendí algo fundamental: en la simpleza está la felicidad. Voy a admitir que cuando llegué, pensé: qué pobre es la gente, no tienen nada de lo que tenemos. Aeropuerto chico, calles sucias, vendedores ambulantes por todas partes, edificios viejos en la mayor parte de la ciudad, gente que anda así no más por la calle, colectivos de lata y en los que tenés que pagarle al chofer una tarifa única (o sea, ÚNICA, sin importar si vayas a la China o acá a la vuelta #cualca) y cosas así. Por suerte me tomó solo unos días para darme cuenta que tienen todo lo que necesitan para vivir y con eso alcanza y sobra. ¿O no?

En fin, este es el primer post de muchos que vendrán (espero) en los cuales voy a hacer catarsis sobre cómo la vida post universidad no es tan Sex and the City, y cómo yo, veo y vivo las cosas y lo que tengo para decir al respecto.

(Tengo sueño y me voy a dormir y estamos en agosto y hoy hizo 37° C. Mal día para empezar un blog.)

Cambio y fuera,

Esmé

 

Category: Viajar  Comments off

Aeropuertos Mexicanos

Reporte de operación de los aeropuertos mexicanos a junio del 2016

julio_zpsy9opjuyz (1)

Category: Vuelos  Comments off

Una noche junto a la selva

Oscuridad completa. No podía dormir. Nunca lo hacía a las 12; siempre esperaba a que llegara la 1 o

Category: Viajar  Comments off

I want to see the world :)

maptia

Yo quiero ver el mundo. Seguir el mapa hasta sus límites, y seguir avanzando. Olvidar los planes, confiar en mis instintos. Dejar que la curiosidad sea mi guía. Quiero cambiar hemisferios. Dormir con estrellas desconocidas y dejar que el viaje se desenvuelva frente a mí.  Maptia travel manifesto.

 

 

Save

Save

Category: Viajar  Comments off
US