Archive for » septiembre 13th, 2016 «

Granada en la Mira (II Parte)

En mi entrada anterior hablaba sobre la visita que realicé al Sacromonte, en Granada (España) junto con otras personas que, al igual que yo, venían de otras partes del mundo.

Desde el Sacromonte, puedes observar otro tipo de ambiente que se vive en la ciudad. La noche caía y la luna comenzaba a hacer notar su presencia. Era hora de ir a la cima de Granada. 

Adolfo, nuestro guía, comenzó a mostrarnos en algunos descansos al subir, las diferentes perspectivas de la ciudad, la Alhambra, sus calles y su basta vegetación. Desde este punto puedes presenciar la calma, lo distanciado que es estar del bullicio, un aire tan confortable y la vista sutil que tienes de esta ciudad.

dscn1613

Vista de la ciudad de Granada desde el Sacromonte.

Como les comentaba en la entrada anterior, el Sacromonte tiene cuevas hechas por generaciones pasadas que buscaban los tesoros supuestamente escondidos pero que decidieron finalmente ocupar esos hoyos para habitarlos. Al ir subiendo cada vez más por una de las laderas serpentales podías apreciarlas y, actualmente, las ocupan familias mayoritariamente gitanas.

dscn1616

Cueva en el Sacromonte adaptada a una vivienda.

Independientemente de que son muy amables, éstas familias están acostumbradas a ver pasar grupos de turistas visitando la zona, puesto que muchos de ellos te saludan, te dan (en nuestro caso) las buenas noches o simplemente te sonríen al caminar frente a sus casas mientras ellos salen a respirar el aire fresco. Siempre es agradable encontrarte con personas así en tu viaje.

Llegamos a una parte del Sacromonte en donde hay pasadizos algo estrechos; tenía una temperatura más cálida que la del exterior, nos poníamos en cunclillas para avanzar, podías ver algunos insectos asustarse por la luz, escuchabas la risa de todos al tropezarse o gritar por alguna araña que pasaba y las diversas selfies que tomaba Adolfo. Cuando salimos de estos pasadizos, la última parte era volver por el otro lado del Sacromonte.

Al finalizar nuestro recorrido, eran aproximadamente las 11:30 de la noche; Adolfo nos invitó a ir a tomar una cerveza con tapas, éstas en España son una especie de bocadillo que, en Granada, te las dan gratis si pides una cerveza o un tinto de verano. Fuimos 8 personas de las 13 que asistimos al recorrido; dos chicas de Nueva Zelanda, dos de Corea del Sur, dos de Chicago, Adolfo y yo. En lo personal, me agradó bastante la porción puesto que nos sirvieron una especie de sandwich y mini baguette con papas a la francesa. Granada es una de las ciudades más baratas de España, cada quien pagó 1.20 euros (24 pesos aproximadamente).

Seguíamos hablando en inglés para mayor entendimiento de todos (he aquí la ventaja que menciona Joshua en su entrada Rompiendo la Barrera del Idioma, la cual, si no han leído, los invito a que lo hagan en este mismo blog). La plática fue bastante amena; cada quien hablaba sobre su país, los viajes que habían tenido, lo que habría que visitar de su país, el lugar en el que más les ha agradado estar, etc… Graciosamente, un grupo de mariachis pasaba por la terraza cantando “Serenata Huasteca” y me resultaba divertido cómo es que volteaban a verme y me decían que sonaba mucho a la música mexicana. Así que les platiqué sobre el famoso lugar Garibaldi, que cualquier chilango debería de conocer al menos una noche de viernes. Hablé orgullosamente de México: cultura, comida, tradiciones, lugares turísticos y la gente que, según los extranjeros, solemos ser muy alegres.

Siempre se amable, recuerda que finalmente representas a tu país como turista. Logra que tengan una buena imagen de él.

Llevaba algunas monedas mexicanas, las cuales son muy parecidas a las de Europa, se las comparé y finalmente regalé. Al parecer logré convencerlos de visitar México, puesto que realmente tenemos bastantes lugares interesantes en el país que muchas veces ni nosotros estamos conscientes de tenerlos a sólo unas horas.

Pasaban de las dos de la mañana y cada uno de nosotros se despedía, no sin antes pasarnos nuestros correos. Nos despedimos de Adolfo y cada quien tomó un rumbo distinto hacia su hotel. A mí me dio por caminar a esta hora, siempre he coincidido con otras personas que han viajado, que la madrugada muchas veces es el mejor momento para conocer el lugar donde estás parado.  Mientras, admiraba la arquitectura de Granada, compré un helado de plátano y seguía tomando fotografías.

dscn1636

Calle Zacatín, Granada.

dscn1651

Calle Acera del Darro, Granada.

dscn1652

Calle de los Reyes Católicos, Granada.

Así fue como finalicé mi día y ésta entrada haciendo una recomendación a todos ustedes, personitas lectoras: caminen, disfrutan mucho más de la experiencia de viajar. Háganlo lo más que puedan, olviden la tentación de tomar un taxi. No digo que se expongan, depende mucho de la seguridad que guarde una ciudad, pero finalmente si pueden hacerlo, qué mejor que perderse por un buen rato en las calles de una ciudad que recién visitan con la finalidad de conocer y, sobre todo, que su vista tenga la oportunidad de maravillarse.

Category: Lugares  Comments off

Bye bye Bretaña

En mi anterior post prometí color y que mejor que el color de este verano! Como cada año vamos unos

Category: Lugares  Comments off

JUJUY EN FOTOS

JUJUY SINÓNIMO A NATURALEZA PURA

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Category: Viajar  Comments off

Pasajera en trance…

Desde el avión, el color verde predomina alrededor de la ciudad de Quito, montañas y más montañas que arropan a una ciudad, que al menos desde el aire parece muy calmada.

En estos momentos espero en el Aeropuerto Mariscal Sucre (uno de los aeropuertos más cómodos que he conocido ) a que salga el vuelo que me lleve a Guayaquil .Acompañada por el ruido de maletas que van de un lado a otro, observo a la gente que va y viene corriendo, esos pequeños placeres de estar en un aeropuerto. Los niños y las niñas corren sin importarles nada, un grupo de personas espera con la emoción de recibir a una persona querida que hace tiempo que no ven, un globo de welcome home, mezcla de nervios y felicidad, un padre fotografía a sus hijos y me gusta pensar que puede que sea la primera vez que vayan a subir en un avión, las lágrimas se deslizan por algunas mejillas en el dolor de la despedida, dejando a relucir cada historia que de ellas se desprende, lágrimas de alegría por la bienvenida, otras personas usan el celular y otras simplemente continúan observando.¡Cuántas emociones en un solo espacio!

img_20160912_100944

Cansada de 36 horás de viaje y 48 sin dormir, sigo disfrutando de estos momentos…porque sin duda viajar es conocer, viajar es salir de nuestra zona de confort y enfrentarnos a lo desconocido, a los posibles cambios , atreverse a desestructurar lo estructurado y volver a construir, como un gran amigo me dijo en mi despedida…¡redescrubite nuevamente!, me redescubro poniendo a prueba mi falta de paciencia, esperando un vuelo 8 horas y no solo lo consigo, sino que soy feliz en la espera.

Llega el momento de embarcar en el último vuelo , son apenas 35 minutos, antes del avión despegue ya me he dormido, supongo que son demasiadas emociones para tan pocas horas.

A la llegada a Guayaquil, me encuentro con un aeropuerto bonito, muy bonito, llevo de vegetación, clima cálido y música tranquila. Sin duda, sorprendente. En el taxi de camino al hotel suena Julio Iglesias y es imposible no sonreir

14322272_1088030581244162_2583578143423162660_n

Llega el momento de descansar…

Bona Nit!!!

Besos de mil colores!!!

 

Category: Viajar  Comments off
US