Archive for » septiembre 27th, 2016 «

A la cama no te irás sin saber una cosa más.

. . Soy uno de esos hombres… uno de esos de los que sueñan poder levantarse cada día en una

Category: Viajar  Comments off

WANTED: Buscando a Nessie

Después de sobrevivir al viento huracanado de Cairngorm Mountain, nos hemos acercado hasta Inverness

Category: Viajar  Comments off

¡Glasgowizado!

A punto de cumplir las dos semanas desde que nos mudamos a Glasgow y ya me siento totalmente un habitante más de la ciudad. Intento memorizar las calles y descubrir otras nuevas cada día, tratando de situar mi posición en el mapa. Me gusta pasear con mi cámara colgada y captar aquellas cosas que, aunque me aburriré de ver día tras día, hoy las miro con unos ojos de asombro e ilusión. Edificios, cafés, bares y restaurantes en los que he estado y muchos otros a los que me gustaría ir, y voy haciendo como si de un diario se tratase, mi marca en la lista. Esta semana ha sido como estar en una montaña rusa. Tenía una entrevista el miércoles para un puesto de Asistente Administrativo en el Conservatorio Real de Escocia y desde el fin de semana pasado, la entrevista ha ocupado la mayor parte de mi tiempo y de mis pensamientos.

Mentiría si dijese que tengo algo de experiencia en entrevistas de trabajo serias, pero intenté abarcar todo ese conocimiento, sumado a los buenos consejos que recibí acerca de cómo afrontar una entrevista, qué actitud mostrar y qué posibles preguntas podrían hacerme.

La mañana de la entrevista, aunque nervioso, estaba bastante confiado. Me sentía positivo, al fin y al cabo, sólo se tiene una oportunidad y realmente no tenía nada que perder.

Me habían citado a las 11.40 horas en la recepción del Conservatorio. Cuando me adentré en el edificio, un hombre con una cara seria se aproximó.  —¿No serás Alberto por algún casual? —dijo él con una cara un tanto sería—. Supongo que no le resultó difícil, con mis rasgos, identificar que yo no era escocés. —¿Alberto? —dije yo—. Sí, claro… Alberto.

Su actitud cambió totalmente y ésta vez sonriendo se presentó con la mano tendida. En menos de dos segundos me presentó a otra persona que se acercó directamente a darme la mano. Estuvimos hablando los tres durante unos 5 minutos hasta que el segundo hombre me dijo —¿nos sentamos un poco y hablamos de tu participación en el Conservatorio? —. Me empezó a hablar sobre los proyectos que tenían con la BBC Scotland, los nuevos eventos que tenían programados y tras unos minutos me preguntó —¿Cómo llevas lo de la BBC de la semana que viene? —. Yo estaba perplejo y le respondí que no tenía nada con la BBC la semana que viene, como os podéis imaginar. Pareció extrañado y dijo —bueno… me lo dijeron esta mañana, pero se habrán confundido—. Seguimos hablando y la conversación tornó en una alabanza a mi carrera profesional. Se sentía un fan de mi trayectoria y me admiraba. A cada frase que decía, yo me sentía más perplejo y no sabía muy bien qué decir. De repente un pensamiento me nubló la mente, ¿es posible que estuviesen buscando a otra persona? ¿Se trataba esto de una prueba? Entonces me empecé a poner nervioso, ya que no sabía cómo decirle a un manager del lugar en el que tenía una entrevista en unos minutos, que se había equivocado de persona. Me mantuve callado por un par de minutos más sin saber que decir, mientras el hombre seguía alabándome, hasta que dijo —como favor personal te pediría que si pudieses tocar para los alumnos sería una maravilla—. En ese momento levanté las manos a media altura y dije —perdone, pero creo que se está equivocando de persona—. Yo he venido aquí para hacer una entrevista de Asistente Administrativo. —Pero, ¿no eres Alberto? —dijo él. —Sí, Alberto… Alberto Rodríguez —asentí yo con cara de incertidumbre. El hombre se llevó las manos a la cabeza y dijo —¡yo estoy buscando a Alberto Méndez! —.

¿Qué probabilidades hay de que dos Albertos, sean citados en Glasgow, el mismo día, a la misma hora y en la recepción del mismo edificio? Imaginaos mi cara, mis nervios, mi… todo. Ninguno nos lo podíamos creer, tampoco Alberto Méndez quien apareció por la puerta en ese instante. La verdad es que, quitando que compartíamos el mismo nombre, no nos parecíamos en nada. El manager dijo que solo lo había visto actuar desde lejos, y aunque es cierto que no nos parecíamos mucho, ¿qué probabilidades había?

Aunque la entrevista hubiese ido mal y no me dieran el trabajo, al menos me llevaba una buena anécdota. Sin embargo, la entrevista fue fenomenal, me dio la sensación de que yo era lo que estaban buscando y aunque no fue la mejor entrevista de la historia, me fui con buenas sensaciones. Esa misma tarde mientras celebrábamos el fin del estrés con unas buenas pintas, me llamaron del Conservatorio. Lo primero que me dijeron fue que no me iban a dar el trabajo que había solicitado, por lo que por unos instantes mi cara se quedó un poco sin expresión, pero era una llamada de buenas noticias. Creían que tenía el perfil perfecto para encajar dentro de otro departamento en el que iban a empezar a ofertar un puesto similar. Me dijo que era un puesto un poco más alto, con más responsabilidad y un pequeño aumento de salario respecto al otro. Me preguntó, si me gustaría la idea. Os podéis imaginar cuál fue mi respuesta…

Así están las cosas, en 9 días ya he encontrado trabajo y en una de las organizaciones con mejor reputación del Reino Unido. ¿Será este el record olímpico de encontrar trabajo, o de mínima estancia en el paro? Todo el mundo me dice que no sé la suerte que tengo, pero además de suerte, también hay trabajo, motivación e ilusión detrás. Las cosas no llegan por arte de magia, hay que ganárselas. Eso me decía mi abuelo cuando a regañadientes me obligaba a cortar el césped en esas largas tardes de agosto de finales de los 90.

Por lo demás, muy contento, con ganas de empezar el trabajo. Disfrutando mucho de la buena compañía y haciendo tantos planes cómo es posible, aunque ya se empiezan a dejar notar las inclemencias del tiempo.

Ya sabéis que estoy probando con el blog, obviamente no está todo terminado y sigo “trabajando en ello”. Estoy en proceso de abrir una sección de lugares que visitar en Glasgow para todos aquellos que estéis pensando en visitar la ciudad o buscando un nuevo destino. ¡Hasta aquí todo por hoy! Nos vemos en el siguiente post, que será en unos días. Recuerda que también puedes seguir mis pasos en mi cuenta de Instagram Albie McFly.

img_06452

¡Un saludo gentecilla!

A.N.T

Albie McFLy

Category: Viajar  Comments off

Incantatum ¡te va a encantar!

Un lugar decorado como el Gran Comedor de Hogwarts, pósters de la saga de Harry Potter, estatua de Voldemort, botiquín de pociones, el espejo de Oesed y proyección de películas son algunas de las cosas que podrás encontrar en Incantatum,  un nuevo restaurante de la Ciudad de México que deleita a todos los miembros de la comunidad mágica (incluso a los muggles les encanta). Y es que la novedad de este sitio, se encuentra en su variado y divertido menú, su decoración y sobre todo, en que son súper gayfriendly, pues todos sus trabajadores pertenecen a la comunidad LGBTTI+ y por si fuera poco, los martes ¡es el Dumble Day!, o sea, el día de la diversidad que festejan con atractivas promociones.

Para comer puedes encontrar antojitos como los nachos Weasley,piernitas de hipogrifo, alitas fénix, hamburguesas muggle y Snape, deditos de cola de gusano y para todos los vegetarianos, también tienen las ensaladas de la profesora Sproutt. Y por supuesto, también tienen una gran variedad de bebidas: cerveza de mantequilla, cáliz de fuego, sangre de dragón y muchas más.

Aquí te dejamos algunas cosas que podrás encontrar en el menú de Incantatum, aunque obvio, hay muchas cosas más que tienes que probar:

Incantatum se encuentra ubicado en Avenida Revolución 107, Tacubaya, Ciudad de México. Se encuentra abierto en estos horarios: Domingo, Martes y Miércoles de 2pm a 10 pm y Jueves y Sábado de 2pm a 1:30 am y el tiempo de espera es de aproximadamente 30 minutos (pero vale la pena)

Category: Lugares  Comments off
US