Archive for » octubre 7th, 2016 «

Doha, una escala deliciosa

dscn0098La vida es un libro y poco a poco hay que ir escribiéndole capítulos. Algunos mejores que otros pero siempre sumando experiencias, vivencias y sobre todo ir aprendiendo de los caminos  que dejamos atrás para que los que vienen sean mejores. A nosotros, como ya imagino que sabéis, nos gusta escribir los capítulos a base de viaje. En esta ocasión nos largamos a Namibia y Botswana, rumbo a la zona de Sudafrica donde tenemos previsto pasar unos 18 días recorriendo los dos países con un todoterreno. ¿Nos acompañáis?

dscn0040Lo mejor de viajar lejos, muy lejos, es que te sueles llevar de regalo alguna escala chula con la que conocer algunas cosas con las que no contabas. En este caso ‘el regalo’ fue Doha, en Qatar. Volamos en Qatar Airways (altamente recomendable) y Doha es su centro de operaciones. Pasamos 16 horas, desde las 8 de la mañana hasta la medianoche, pero después del palizón similar que nos pegamos en Dubai, decidimos (MUY ACERTADAMENTE) coger una habitación para tener un lugar en el que cobijarnos si nos daba el bajón. Y nos dio, claro.

dscn0030Doha es una ciudad cara, quiere ser Dubai pero todavía cojea de una de sus piernas y le queda rato para llegar a serlo. Aunque el hecho de que Qatar Airways pare allí de camino al sudeste asiático y África abre muchas puerta. Si váis a parar, preparad 20 euros, aproximadamente, que es lo que cuesta el visado. Aunque pases unas horas tienes que pasar por caja y te dura un mes.

dscn0009En el aeropuerto hay una compañía de taxis que te lleva bien y seguro dónde quieras con taxímetro. La primera impresión que te llega es que todavía queda mucho por construir, se trata de una ciudad a medio hacer. Las obras comparten escenario con rascacielos impresionantes aunque todo está cubierto de un manto perenne de polvo. El lujo está bastante presente con sus correspondientes cochazos y demás, pero no está limpia. Imagino que a los ‘Doheños’ y sus señoras no les importa cómo estén las calles sino cómo están las carreteras para lucir su Ferrari, Lamborgini o Porsche.

dscn0054Doha tiene dos zonas muy diferenciadas, entre otras, la de los rascacielos, que es la de negocios y luego la cercana al paseo marítimo, donde hay mucho ambiente gracias entre otras cosas al Zoco y al Museo de Arte Musulman, además del propio paseo marítimo. Nosotros nos hospedamos allí y lo teníamos todo a mano.

Tras la típica siesta post-vuelo (la diferencia horaria solo es de una hora con España), salimos a pasear y nos dimos cuenta de que a partir de las 12 es mejor no salir a la calle. No había nadie y notamos como el calor nos abrasaba por momentos. 40 grados a la sombra y no es broma. Con la ilusión por sombrilla nos plantamos en el Zoco para descubrir que es como una especie de Port Aventura o un decorado de película. Son construcciones como las que se ve en Aladino, por ejemplo, pero se ven nuevas, no se ven desgastadas y eso le resta encanto. Está lleno de tiendas ordenadas por zonas y de restaurantes de diferentes tipos.

Nosotros nos decantamos por comida autóctona para empezar una Tabouleh a la que le sobraba mucho perejil y le faltaba cus cus para nuestro gusto y un Humus Bil Tahini, garbanzos machacados, que estaba delicioso. Los entrantes fueron un pollo marinado con arroz (Biryani) y un Kabab Khashkash, una picada de carne de cordero con especias y un pan de pita un pelín seco culpa de las especies. De postre nos tomamos un Ali Uhm que es un plato de leche cocinada con frutos secos.

Tras la comilona, que fue cara a razón de unos 60 euros, paseamos por el paseo marítimo hasta el Museo de Arte Musulman con un tiempo mucho más fresco pero el chasco fue cuando nos dimos cuenta de que estaba cerrado.  El edificio es impresionante y por fuera ya merece la pena porque corona el puerto con los impresionantes rascacielos de fondo.

dscn0061Para hacer tiempo y aprovechar, negociamos muy rápido y muy mal un paseo en barca que nos acercara hasta los rascacielos. Nos salió por 150 rials qataríes, al cambio unos 40 euros. Sí, lo sabemos, negociamos fatal y los barqueros lo aprovecharon. La culpa es de la sobredosis de sueño. El paseo mereció la pena porque coincidió con el ocaso y con el tranquilo balanceo de la barca nos entró un sueño tremendo. Total, que al acabar, ya de noche, nos fuimos al hotel a hacer la segunda siesta del día.

A las 21 horas nos fuimos al Zoco a ver dónde cenábamos y apostamos por un restaurante de cocina persa. Es una pena que no tengamos fotos de los platos porque la comida resultó INCREÍBLE. De entrada compartimos una berenjena rellena de una picada de tomates y ajo, similares a las berenjenas rellenas menorquinas, y de segundo Clara se pidió una brocheta de gambas marinada y yo cordero especiado con una salsa de granada buenísima. Cerramos la comida con algo similar a una tarta de limón.

Dimos el último paseo rumbo al hotel y a las 12 cogimos un taxi para ir al aeropuerto. De ahí, tras un vuelo de unas 9 horas, llegamos a Windhoek.

Category: Viajar  Comments off

Sobre Azucar foto El Rocio a145-t90-m000

a145-azucar-foto-rocio-a145-t90-m000

sobre azucar foto El Rocio   a145-t90-m000

Category: Lugares  Comments off

NOMADESK COWORK

Nomadesk Cowork es el primer espacio colaborativo de trabajo para el emprendimiento en Punta Arenas,

Category: Lugares  Comments off

Canadá: (Día 1) 5 lugares que ver en Calgary en una mañana

canada-calgary-FI

Con sus casi 1.100.000 habitantes, Calgary es la ciudad más grande de la provincia de Alberta, y la tercera de Canadá en términos de población.

Estando a tan solo 80 kilómetros al este de las Montañas Rocosas, es un lugar perfecto para aterrizar y alquilar un coche desde el que iniciar la aventura de los Parques Nacionales en Canadá.

Calgary, con su Stampede, un torneo anual de rodeos, es el corazón del territorio vaquero en Canadá, o como ellos lo llaman, el cowboy country. Por eso no sorprende encontrar el típico sobrero de cowboy hasta en la bandera de la ciudad. 2000px-flag_of_calgary_alberta-svg

rucksack

Cómo ir del aeropuerto al downtown de Calgary

El aeropuerto de Calgary es bastante pequeño y manejero (comparado con otros aeropuertos de grandes ciudades del continente americano) y se puede acceder al centro de la ciudad en transporte público, taxis, o autobuses privados.

El autobús nº 300 nos lleva directamente al downtown desde el aeropuerto, y está operativo desde las 5:30 de la mañana hasta las 12 de la noche. Su tarifa es bastante elevada si viajamos desde el aeropuerto, pues cuesta $9.50CAD por persona. Sin embargo, te permite realizar infinitos viajes el resto del día en todos los autobuses y trenes de Calgary Transit.

Nosotros tuvimos una historia curiosa pues cuando llegamos, con nuestro billete en la mano, (que se compra en las máquinas de la misma parada, o en el Mac’s store del interior del aeropuerto), la conductora, todo amabilidad y sonrisas, no nos marcó el día del billete, y nos explicó que se podía usar todo el día para viajes ilimitados: guiño, guiño. Siendo las 11 de la noche en aquel momento, entendimos que nos estaba invitando a no marcar el día, y a marcarlo al día siguiente para utilizarlo para movernos por Calgary. ¡Y así lo hicimos! Con lo cual al final nos salió super rentable.

Pero no terminó ahí la amabilidad de la conductora. En teoría el autobús no paraba frente a nuestro albergue, si no unas cuantas manzanas antes, pero nos dijo que si le enseñábamos en un mapa dónde estaba el hostel, nos paraba en frente, para que no tuviéramos que andar con las mochilas. Acostumbrados a la generalizada, (con sus gloriosas excepciones) amabilidad limitada de los conductores de los autobuses de linea de nuestra ciudad, aquello nos parecía el paraíso del turista recién llegado. ¡El carácter amable canadiense presente desde el primer momento!

rucksackDónde dormir en Calgary

Una cosa que nos ha sorprendido (para mal) en este viaje a Canadá es el precio del alojamiento.

Calgary fue de los pocos sitios donde encontramos precios asequibles y conseguimos pagar un precio de “hostel” por una habitación. En el resto del viaje, en más de una ocasión, hemos tenido que alojarnos a 50 o 60km de distancia del lugar que queríamos visitar para encontrar un alojamiento que se ajustase a nuestro presupuesto viajero.

Como sólo íbamos a pasar una noche en Calgary, nos lanzamos a por lo más barato que encontramos en la web.

Nos alojamos en una habitación doble con desayuno incluido en Centre Street Calgary Guesthouse por $44.01CAD, unos 30€.

En realidad, no es exactamente un hostel. Es una casa de huéspedes que funciona sola. No hay nadie para atenderte, tu llave está en unos buzones que para encontrar hay que hacer un poco una gynkhana, pero luego la habitación es muy confortable, y el desayuno incluye huevos, fruta, yogur y cereales.

canada-calgary-01

rucksackQué hacer en Calgary en una mañana

Teníamos la reserva del coche concertada para las 15.00 en el aeropuerto, así que sólo disponíamos de una mañana para visitar Calgary.

Decidimos por lo tanto, más bien pasear y vivir el ambiente de la gente y la ciudad, en vez de pagar entradas para entrar a edificios, como por ejemplo la Calgary Tower, la cual nos limitamos a ver desde fuera.

Estos son mis 5 propuestas para hacer en Calgary en una mañana ¡y casi todas gratis!

1. Respirar aire limpio en Prince’s Island Park

El parque Prince’s Island es un precioso parque urbano justo al norte del downtown rodeado por lo el río Bow y donde antiguamente se encontraba una serrería que utilizaba el canal que rodea la isla para traer troncos desde los bosques de la región de Kananaskis hasta Calgary.

A finales de los años 40, la ciudad compró las tierras para crear este parque que ofrece un teatro natural con gradas de hierba donde se hacen representaciones de Shakespeare al aire libre, parques infantiles, zonas de picnic, fuentes, lagos, y varias zonas para relajarse y disfrutar.

El parque, y toda la ciudad, se inundó severamente en 2013, y hay una carteles explicativos por todo el parque con fotografías de cómo quedó la isla, y todos los trabajos que se han hecho para devolverla a su aspecto original.

canada-calgary-02canada-calgary-04

canada-calgary-03

Foto by Luisma

2. Pasear por el downtown

Para los que hemos nacido y vivimos en una ciudad pequeña, con cientos de años de historia, siempre es emocionante pasear entre rascacielos, aunque sean modestos como los que encontramos en Calgary.

El ritmo de vida de una gran ciudad, aunque en Calgary sea más pausado que en otras grandes ciudades del continente americano, también choca con el pasar del tiempo tranquilo de las zonas rurales que la rodean.

Deja que tus pies se guíen solos y piérdete por el amigable dowtown de Calgary en busca de escenas de la vida diaria en esta gran ciudad.

canada-calgary-05canada-calgary-06

canada-calgary-07

Foto by Luisma

canada-calgary-15

canada-calgary-08

Foto by Luisma

canada-calgary-09

Foto by Luisma

3. Visitar el Centro Cultural en Chinatown

El Chinatown de Calgary es el cuarto más cuarto más grande de Canadá, por detrás de los de Vancouver, Toronto y Montreal.

Uno de los edificios que más destaca por su arquitectura y decoración, es el Centro Cultural Chino.  El salón principal del edificio fue hecho a semejanza de la sala de oraciones del Templo del Cielo de Beijin y las tejas azules del techo fueron traídas directamente de China. Por dentro, el techo está decorado con 561 dragones y 40 aves fénix.

Hay una sala de exposiciones donde podemos ver la evolución de la inmigración china en Canadá así como diferentes artefactos como esculturas, armaduras, obras de arte. Además el centro cuenta con una biblioteca y varias aulas para talleres. También hay un restaurante.

canada-calgary-10

canada-calgary-11

Foto by Luisma

4. Comer Poutine en Stephen Ave.

Stephen Avenue es una calle peatonal llena de tiendas, bares y restaurantes en el corazón del downtown de Calgary.

La calle está cerrada al tráfico por la mañana, y sólo se permite el acceso a vehículos a partir de las 6 de la tarde.

Es el lugar ideal para hacer una parada a la hora del lunch y tomar una pinta de cerveza artesana acompañada de un buen plato de poutine. El poutine puede considerarse como el plato nacional de Canadá aunque no lo sea oficialmente. El nombre ya lo dice todo, pues significa “mezcla de sobras”, descripción que le viene al pelo, pues se trata de un plato compuesto de patatas fritas, trozos de queso fresco y salsa gravy, (normalmente de ternera o ave).

No es desde luego el plato más elaborado de la gastronomía canadiense, pero sí un habitual de la comida rápida en el downtown de Calgary (junto con los perritos calientes al estilo alemán).

canada-calgary-12canada-calgary-13canada-calgary-14

5. Darse un “rodeo” por el Stampede Park

Sí. Lo sé. Es un chiste fácil, pero tenía que hacerlo.

El Stampede Park es el recinto donde tiene lugar cada Julio el Calgary Stampede, que lleva el poco pretencioso sobrenombre de ” el mayor espectáculo al aire libre sobre la faz de la Tierra”.

Cuando nosotros lo visitamos estaba totalmente desierto, pues justamente hacía un mes que habían terminado las festividades, pero el aún así es curioso darse un …ejem…paseo por el templo del rodeo en Canadá.

El complejo, además de los edificios y atracciones temporales que funcionan solo durante el festival, cuenta con un estadio de hockey con una forma original y un casino que funcionan durante todo el año.

Durante la semana de la Stampede la ciudad se llena de turistas vestidos siguiendo la atmósfera cowboy. Un gran número de negocios decoran sus escaparates y oficinas siguiendo el estilo western desde junio hasta que la Stampede termina.

El Stampede Park, es además un buen sitio desde donde obtener una bonita vista del skyline de Calgary.

canada-calgary-16canada-calgary-17canada-calgary-18canada-calgary-19

Como veis, aunque Calgary tenga fama de ciudad muerta, y normalmente se utilice solamente como base para visitar las Rocosas, en realidad es un lugar interesante y pudimos sacar provecho de las pocas horas que teníamos libres para pasar en ella antes de que comenzara la verdadera aventura canadiense.

Si tenéis algo más de tiempo, podéis también visitar el Parque Olímpico, el Museo de Ciencias o el Zoo.

Buscar otros lugares interesantes en Canadá

 

Category: Viajar  Comments off
US