Archive for » octubre 26th, 2016 «

Promoción Interjet para Agentes de Viaje

promointerjet

Category: Vuelos  Comments off

Para Volver a Volver

Sobre días de lluvia y olor a tierra mojada… un no muy lejano recuerdo.

 

captura-de-pantalla-2016-10-12-a-las-14-40-48

Ese sonido de las gotas de lluvia al estallar contra el suelo es como si te teletransportaran a otro lugar o incluso, a otro mundo. Te invade por sorpresa un sentimiento de nostalgia del que por momentos, te cuesta dejar.

Tomaste una decisión, justo la que querías, justo la que te llevaba a tu meta, y aunque aun no has llegado, casi lo cuentas como una victoria. Aquello sobre lo que decidiste sacrificar por una mejor oportunidad, vuelve a ti en forma de espectro. Y quieres volver, volver al sitio, volver a sentir el lugar donde naciste y creciste, lugar donde se encuentran tus personas favoritas.

Ya son muchas las hojas que caen y el frío comienza a apretar. Sabes que el camino no es fácil y que vas a necesitar fuerzas, en principio para resistir y tras ello, para avanzar. Tienes un sueño, tienes una meta y luchas por ella. Pero… inevitablemente hay momentos de debilidad que atraen la nostalgia.

Afortunadamente, aunque el corazón se encoge, la nostalgia te teletransporta. La definiría como una especie de poder superior al alcance de todos . Te aporta esa energía, esa electricidad que hacen a tu corazón acelerar. Te ayuda a recordar los motivos por los que luchas y te refuerza sobre esa adversidad, para que cuando vuelvas, lo hagas de verdad.

A veces nos vamos para volver a volver… pero no volvemos igual…

captura-de-pantalla-2016-10-12-a-las-14-47-42

 

Category: Lugares  Comments off

Infinitivo.

Rutas que terminan en aeropuertos. Abrazos que quedan en el fondo de la mochila. Encontrarme al doblar nuevas esquinas. Mirarme de lejos, turista, de paso, viajero, sin rumbo. Perder el aire ante el paisaje. Quedar para siempre ligado al lugar. Repartir el alma, sacarla fuera, que se la lleve el viento. Cruzar los mares, ver nuevos océanos, perderme en el cielo, volar mi mente con las nubes, llorar con la lluvia, reír con el sol. Sentir el paso del tiempo, no la rutina, no el trabajo, el tiempo, pasando a mi lado, golpeándome el hombro, haciendo eco de mi risa. Escuchar la música de las ciudades, la gente que habla por las calles, los autos, los bondis, el piso vibrando con el subte, el olor universal de los trenes. Casitas de colores, montañas de colores, azules que se mueven, y volver.

Category: Viajar  Comments off

Sola en el Riad

Por Anabel, de Azul Bereber 

azulmarruecos

“Me despierto en el Riad. Los pájaros han venido a despertarme. Es una sensación ya conocida, un sonido que ya tenía en la memoria pero esta vez la vivo sola. Me tomo un café. Me muero por salir a la calle pero lo estoy retrasando. Tengo miedo. Los rayos de sol calientan mi cara. Con fuerza. Es el momento.

Viajo sola pero no siento soledad. Estoy empezando a disfrutar de mi propia compañía- Tampoco me siento en un lugar extraño a pesar de que nunca he estado aquí”.

Estas son las primeras líneas que escribía en mi diario de viaje. Hoy quiero compartir cómo viví con vosotras mi primer viaje sola.

¿Viajar a Marruecos?, ¿sola?, ¿recorrer el país y llegar hasta el desierto?

Quería ir a Marruecos. Pero era invierno. Estaba lejos y el desierto no parecía el mejor lugar para una mujer viajando sola.

Pero en realidad, sólo tenía miedo.

Leí las experiencias de otras mujeres viajando solas como las de Mujeres nómadas http://www.mujeresnomadas.com/ o las de Cintia, http://www.cintiasloveinaction.com/ . Y esa fue la chispa adecuada para emprender el viaje. El invierno resultó ser la mejor época, en realidad tan solo me separaban 2 horas de avión de mi destino y el desierto me regaló mujeres maravillosas que de otro modo nunca hubiese conocido.

Después de darle muchas vueltas, tomé una decisión, ya no había vuelta atrás y las mariposas comenzaron a revolotear por mi estómago. Las emociones cambiaron. Estaba feliz. Ilusión y vértigo a partes iguales.

Liberarme del miedo me hizo disfrutar de los preparativos y convertirlos en parte del viaje. Comencé a disfrutar desde ese momento de una de las mejores experiencias de mi vida. Al comenzar a hablar con mi entorno de mi decisión, lo convirtió en algo aún más real y aunque no todos estaban de acuerdo con la decisión nunca quise arrepentirme de no haberlo hecho.

Hoy, unos meses después, tras más de 700 kilómetros recorridos desde Marrakech hasta el desierto de Erg Chebbi estoy profundamente feliz por haberme atrevido a viajar sola. Pase frío. Cargue con la mochila. Temí perderme por las laberínticas calles de la antigua medina. Pero disfrute muchísimo de la temporada baja. Del sol de invierno. De la ayuda cómplice de otras mujeres, siempre. Del cielo estrellado del desierto. Y de la extraña sensación de hogar.

Si has leído hasta aquí, estoy segura de que estás pensando en emprender una aventura. Quizás tengas miedo. Quizás solo necesitas que te diga que puedes hacerlo. Toma la decisión, habla de ella, poco a poco tu objetivo tomará forma y sin darte cuenta tu viaje habrá empezado ya mucho antes de coger el avión.

Buenas rutas!

Anabel.

azulmarruecos

Category: Viajar  Comments off
US