Archive for » noviembre 13th, 2016 «

Teatro Gran Ituzaingó

 La ventanilla del tren es una vidriera atenuante para el que, cuarenta o cincuenta minutos, tiene que viajar parado desde Once hasta las estaciones más alejadas del Oeste. Leer los carteles para sobrellevar el tiempo es una alternativa, que si no hay libro  o música a mano, te ayuda a olvidar la esperanza que se desocupe un asiento. Para mi sorpresa ya desde hace  unos tres años y con una frecuencia recurrente, empapelan los márgenes del ferrocarril con anuncios grandilocuentes de espectáculos en el Ex Cine Gran Ituzaingó.

 Este cine gigante, si tiene una historia, es de abandonos y olvidos ,y cuando parecía morir definitivamente, luego de intentos infructuosos de reanimarlo, resucitó trayendo al Gran Buenos Aires, Bandas, Obras de Teatro, que si no había otra opción,  para llegar a ellas, el viaje en tren debía hacerse a la inversa, de cualquier estación hacia Once.

 Cuenta la historia, que este edificio pretencioso para su época vino a darle la estocada final al “Petit Palace”, antiguo cine teatro de Ituzaingó, del año 1925, donde se pasaban películas mudas con pianista presente o en vivo, como se dice hoy en día , y donde artistas locales, presentaban obras de teatro. Pero el Petit Palace, con el tiempo llegó a llamarse Petit Pulga, porque en su mayoría eran ellas las que ocupaban todos los espacios. Murió sin batallar el Petit pulga,  no bien apareció en escena el Gran Ituzaingó, por los años cincuenta, con butacas para 1800 personas, en un pueblo, donde lo que más abundaban eran los terrenos baldíos, las quintas, y poblaciones inmensas de árboles. Pasó de mano en mano su propiedad y  su destino parecía no ser mejor que el de su antigua víctima. Ya por los años ochenta, y en proporción a su capacidad a las pulgas se le sumaron gatos y ratones como únicos espectadores de su continuo silencio.

 El nuevo siglo y luego del tornado del 2013  que derrotó a la población de árboles, llevándose varios techos y estructuras, trajo consigo nuevos aires, para la mole maltrecha que fue testigo de más de medio siglo de cambios fisionómicos y culturales de la ciudad que lo vio nacer: se maquilló, se visitó de fiesta y esperó la llegada de miles de espectadores que por fin ocuparon sus butacas.

Category: Lugares  Comments off

Viajar con uno mismo

Lo peor que le puede pasar a alguien que esté haciendo turismo es hacerlo al lado de un aficionado a

Category: Viajar  Comments off

David Jiménez: “la esencia del periodismo es permanecer y envolverse con la gente”

“Si cierro los ojos aún puedo ver aquel joven que soñaba con hacer crónicas”, expresa David Jiménez al comenzar su conferencia. El periodista y escritor español cubrió la guerra de Afganistán, como también las revoluciones en Birmania, Nepal, Filipinas o el Tibet. Fue el único periodista occidental que permaneció a Fukushima cubriendo la crisis nuclear.

En abril de 2015 fue nombrado director del periódico El Mundo. Sin embargo, solo ejerció de director durante un año.

Durante su conferencia, indica dos expresiones que marcan su trayectoria como periodista: “no se puede hacer” y “regresar”.

dav1

Cuando terminó los estudios, David empezó a trabajar en el periódico El Mundo. Decidió que aquel primer día de trabajo debía llegar más temprano, ya que quizá de esta forma le enviarían a cubrir alguna noticia por la calle. Pero no fue así. “No se puede llegar tan temprano en la redacción”, le dijo su director. Pero él resistió llegando temprano cada día. Hasta que un día le mandaron a Londres como enviado especial. Entonces empezó a buscar los lugares donde El Mundo no tenía corresponsal y decidió que quería ir a Asia. Pero sus compañeros le dijeron que no se podía. Dos días después de hablar con el director, ya volaba hacia Hong Kong.

Durante un tiempo se dedicó a viajar como un ignorante. “No pasaba suficiente tiempo en los sitios para comprenderlos. La esencia del periodismo es permanecer y envolverse con la gente”. Al volver de los lugares, se dio cuenta que no podía liberarse de las historias que había conocido. “El viaje no termina hasta que regresas”. Se trata de ver el final o la transformación de las historias que el periodista conoce. “Si no te importa la gente de la que escribes no podrás transmitir nada”.

Jiménez confiesa que antes viajaba por el mundo y cogía “historias prestadas”, no había ningún seguimiento. Como él mismo indica, el periodismo posee la responsabilidad de crear el primer borrador de la historia. Un borrador que si queda repleto de historias anecdóticas no cumplirá su función. La historia está fundamentada por miles de borradores repletos de agujeros y historias centradas en los héroes. David Jiménez cuenta que viajando se ha vuelto más humilde y ha aprendido que es la historia lo único que cuenta.

“A veces he sentido miedo a dejar de sentir. Miedo a dejar un poco de humanidad en cada lugar”. Al ver tanta miseria, sostiene que uno se acostumbra a ver desgracias. Alfons Rodríguez, fotoperiodista español, expresa que el periodista debe ser a la vez emisor y receptor de sus propias historias. No debe sentirse ajeno a la realidad que retrata. Jiménez expresa: “Si dejas de sentir tienes que dejar el periodismo”.

En una entrevista con David Jiménez, nos explica los límites de la intimidad de la gente: Jiménez apunta que es “tan sencillo como preguntar”. En ese momento, comenta, sabremos hasta qué punto nos podremos acercar a esa persona.

Por último, explica que viajando uno se da cuenta de que en el fondo “nos parecemos más de lo que pensamos”. Y puede que las historias, de las cuales el periodista es testigo, le estén diciendo algo de él mismo.

dav2

Category: Viajar  Comments off

Felicitaciones a la concejalía de Cultura

NOTA DE PRENSA

MELLARIA FELICITA A LA CONCEJALÍA DE CULTURA POR LA RETIRADA DE ÁRBOLES Y ARBUSTOS EN LA MURALLA DE TARIFA

La Asociación Tarifeña de Defensa del Patrimonio cultural, Mellaria, muestra su satisfacción por la retirada de árboles y vegetación que tapaban la visión y dañaba la estructura de la muralla en su punto de la torre de los Maderos.

Después de varios años de solicitar que se cumpliera la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía en sus artículos específicos sobre la contaminación visual y sobre el entorno de los bienes de interés cultural, al fin la Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Tarifa ha tomado medidas al respecto y ha comenzado su actuación sobre la torre de los Maderos, razón por la que Mellaria felicita a dicha Concejalía.

Desde Mellaria se tiene la confianza de que la vegetación que sigue habiendo por la zona: arbustos y adelfas, que están tomando grandes dimensiones, así como otros árboles como araucarias, seguirán siendo retirados para que la espléndida muralla de Tarifa pueda ser observada y disfrutada en toda su dimensión; con la sola excepción de las pitas o aloe, propios de la zona mediterránea de nuestra costa y que no producen impacto en la visión de la muralla debido a su tamaño controlado.

Igualmente Mellaria tiene la confianza de que el acebuche situado en la Puerta de Jerez, que impide la visión total del monumento, sea podado o traslado y que el que se ha plantado recientemente a los pies del Castillo de Guzmán el Bueno sea trasplantado en otro lugar antes de que sus raíces tomen unas dimensiones que impidan su traslado.

Category: Lugares  Comments off
US