Archive for » noviembre 24th, 2016 «

Restaurante La Finca

El fin de semana pasado, estuvimos en este restaurante un grupo de amigos en una pequeña celebración

Category: Lugares  Comments off

El viajero prefiere Burdeos a España

Siempre me ha gustado la forma francesa de vender sus vinos. Todos son buenos, muchos de ellos los mejores y aunque respetan otras denominaciones hacen patria por la suya. Y eso que las Apelaciones de Origen Controladas (AOC) son numerosas. Nos llevan ventaja en la forma de concebir el vino y de venderlo. Ahora esa distancia se amplia en un complemento fundamental: el enoturismo. Burdeos, sólo Burdeos, supera al año los 3 millones de turistas que van en busca de la la cultura del vino. Borgoña, Valle del Loira, Provenza, Champagne, Cognan, etc., quedan al margen. En España, sus 21 rutas turísticas del vino sumaron 1.5 millones en el año 2011. Toda España. ¿Rioja? Cifras modestas. 182.000 visitas durante el año 2010.


Burdeos ciudad y Burdeos región vinícola viven por y para el vino. No es sencillo vender caro, aunque en su oferta hay de todo y desde luego ni todos los vinos  son magníficos ni inalcanzables al bolsillo del mortal común pero saben venderlos. Hace unos años, Burdeos acometió un importante lavado de cara en sus casco urbano. Es una ciudad con encanto, muy francesa. Cuanta con pequeñas localidades satélites, Saint Emilion, Pomerol, Margaux, Marsac, Paulliac,… atractivas y donde se vive del vino. Así se entiende que la capital vinícola francesa esté trabajando en el Centro de la Cultura y del Turismo y haya invertido más de 60 millones de euros. Lógicamente, dedicado al vino. Se abrirá en el año 2015. Sus propietarios esperan que pasen más de 450.000 visitantes en el primer año de vida. ¿Por qué? Porque parten de la base de que Burdeos es el corazón del vino de Europa. Una región que cuenta con más de 50 rutas del vino para descubrir desde sus bodegas hasta sus calados. Y además, han despertado la pasión de los chinos por su vino. ¡Invasión!. 

Las cifras de España ya las sabemos: 21 rutas del vino, más de 500 bodegas implicadas y algo más de 1,5 millones de enoturistas. Jerez y Penedés lideran el ránking con 480.000 y 470.000 visitantes durante el año 2011, respectivamente. ¿Y Rioja? Tercera de las 21.

Vamos a ello. Una de las denominaciones más prestigiosas en el mundo. Como otras muchas, ha tardado en darse cuenta de que el mundo va más allá de Rioja y de España. Es un mercado global. De ida y vuelta. Ha evolucionado considerablemente en los últimos años gracias a su inversión en los principales mercados mundiales, pero sus cifras son pobres comparadas con otras. 

Rioja cuenta con dos rutas: La Rioja Alavesa y La Rioja Alta. Mucho más dinámica la primera. En 2010 recibió 112.000 visitantes; en el año 2011, 120.000, con un incremento cercano al 7%. No está mal, teniendo en cuenta la época económica. De La Rioja Alta se conocen las cifras del año 2010, 70.000 viajeros, pero no las del 2011.

Se puede pensar que trabajando en conjunto quizá esas cifras fueran más altas. Ambas están dentro de la Asociación Española de Ciudades del Vino. Ahora bien, Rioja no tiene el prestigio mundial de Burdeos; Rioja no tiene las comunicaciones con las que cuenta Burdeos; Rioja no cuenta con el márketing del que dispone Burdeos. Burdeos no permitirían que le representase Marsella, por ejemplo, en el proyecto Grandes Capitales del Vino; a Rioja le representa Bilbao. Sí, Bilbao. Y se preguntarán ustedes qué pinta Bilbao en esta historia. Yo también. Son muchas las diferencias, pero Rioja tiene capacidad de mejora. Y no quiero olvidarme del Centro de la Cultura del Rioja que apenas abrió sus puertas en Logroño para la inauguración. Una obra de debiera ser un imán para el amante del vino está medio cerrada porque no se sabe qué hacer con ella, dotarla de contenido. 12 millones de euros creo que ha costado. Sin palabras. Logroño debiera ser la locomotora de la industria vinícola riojana… y resulta que Bilbao es la capital del Rioja. Así, que no deja de ser gracioso escuchar en el video promocional del CCR que nace “con el ánimo de ser un lugar de encuentro”, de ser “un lugar abierto a todos los que se acerquen y quieran descubrir algo más del vino” y de promocionar “el enoturismo y la ciudad de Logroño”. ¡Qué buenos son los publicistas!

Porque el enoturismo no sólo beneficia al mundo del vino. Se benefician muchos sectores. Es un complemento ideal para las ventas vinícolas. Los que llegan beben, comen, duermen, compran…

Les dejó un vídeo de mi última visita a Saint Emilion. Fue en un fin de semana de jornada de puertas abiertas en sus 800 bodegas… Sus vinotecas invierten en el vino. ¿Cómo? dando a probar varios caldos. Luego puedes comprar o no. Normalmente, acabas comprando más de una botella. Ellos han invertido una copa (de esas copas que salen 19 de una botella) y  rato de conversación. Y todos contentos. 

Category: Viajar  Comments off

Saint Émilion vende patrimonio histórico

El alcalde de Saint-Émilion, población dedicada por completo al vino y corazón de Burdeos, ha tenido la idea de vender patrimonio histórico para poder hacer frente a otros gastos. Concretramente, el Claustro de Cordeliers. Y el pueblo (algo más de 2.000 habitantes) no da crédito.”Tenemos muchos gastos. No podemos hacer frente a la conservación de los edificios históricos (son muchísimos), sobre todo los muros centenarios que requieren permanentes refacciones”, afirman desde las instituciones públicas. 

Lo cierto es que en primavera ese claustro estaba en obras, con aspecto de ser obras inacabadas, de estas que dejas el andamio y no hay dinero para seguir. De hecho, el Claustro se incluye dentro de una finca (enotienda-bodega) donde se elaboran vinos espumusos que se conocen como Cremants (no se puede utilizar el término Champagne). Es más, cuenta con un extenso jardín donde habitualmente se celebran fiestas. 

 

Hasta ahora, este monumento era parte de una elaboradora de espumoso que madura sus productos en largos subterráneos. En el patio del claustro, normalmente, descansaban los turistas después de sus largas caminatas, en pendientes y recodos. Saint-Émilion es un destino obligado para amantes del vino de todo el mundo, atraídos por el espectáculo increíble del lugar y por la excelencia de sus vinos.

Decisión discutible, aunque mientras exista es un paraje de obligada visita, como el pueblo en sí, declarado Patrimonio de la Huminidad y al margen de títulos y reconocimientos, una jurisdicción que cuenta con más de 800 bodegas, que en los últimos años se ha abierto al turista y es más amable. Sí que merece la pena, sería un error no hacerlo, visitar su iglesia monolítica, con más de 700 metros cuadrados y una altura superior a los 10 metros que fue excavada por manos en la roca hace unos siglos. Os dejo este vídeo de mi ultima visita, en el que también aparece el Claustro de Cordeliers.

Category: Viajar  Comments off

Le ciel de Paris

A veces no está tan mal levantar un poco la vista para descubrir y explorar aquello que se extiende

Category: Lugares  Comments off
US