Archive for » diciembre 6th, 2016 «

Mis días especiales

Buenas noches, sí, esta semana es especial para mi… He intentado no pensar mucho en esto, por

Category: Viajar  Comments off

Navidad en Nueva York: primera parte

Navidad no es el mejor momento para viajar. El frío, las ganas de pasar las fiestas con la familia, la subida de los precios, la cuesta de enero a la vuelta de la esquina… Pero a pesar de todo, son unas fechas mágicas para ver el mundo.

En esta entrada os voy a contar las primeras Navidades que pasé fuera de casa. Era final de 2013 y yo llevaba tres meses viviendo en Miami, trabajando de auxiliar de conversación (una experiencia que os contaré en alguna ocasión futura). Dicen que los primeros meses que pasas fuera de casa son los más duros, pero para mí el proceso de adaptación fue muy rápido y en una experiencia única de un año en Estados Unidos tenía más ganas de viajar que de volver a casa por Navidad.

El destino elegido fue Nueva York y para los que como a mí, os fascine la Navidad, es como meterse en una bola de nieve de cristal. La misma magia, la misma sensación de embelesamiento de un niño a punto de abrir los regalos. Además, tuve la suerte de coincidir con otra auxiliar con la que congeniamos casi al instante y nos hicimos las mejores compañeras de viaje.

Aquí os dejo nuestro itinerario de cinco días pateando la ciudad para combatir el frío. Tened en cuenta que en invierno anochece temprano, por lo que un planning veraniego puede ser mucho más relajado.

Itinerario

Día 1: Times Square – Quinta Avenida – Rockefeller Plaza

Llegué al aeropuerto de Newark (Nueva Jersey) y de ahí cogí un tren que en media hora te deja en Penn Station por 5,50$. Como ya os he mencionado, había pasado los últimos tres meses en Miami y se me había olvidado lo que era el frío. Los cubitos flotando por el río me hicieron recuperar la memoria más pronto que tarde.

Mi primera toma de contacto con Nueva York fue agobiante. Me encontraba sola en Penn Station sin saber muy bien cómo ir al hotel y con un lío de trenes y metros nunca visto (y eso que me muevo cómoda en transporte público y nunca había tenido dificultades, pero aquello era enorme y complicado hasta que entendí el batiburrillo de señales e indicaciones). Por fin, llegué a nuestro alojamiento, donde ya estaba mi compañera de viaje, dispuesta a salir a la ciudad.

Alojamiento

Nosotras nos alojamos en la International House de Riverside Drive, cerca de la Universidad de Columbia en Harlem. De hecho, se trata de una residencia de estudiantes con algunas habitaciones para invitados. Aquí tenéis toda la información.

Y recordad que siempre podéis usar Airbnb para encontrar ofertas de alojamiento por todo el mundo. Abre una cuenta ahora y recibirás 30€ para tu primera reserva.

Nos subimos al metro y nos fuimos directas al corazón de Manhattan, a Times Square. Era la primera imagen icónica de Nueva York que veía y me emocioné. Times Square es odiada por los neoyorquinos y amada por los visitantes: para ellos es una zona excesivamente aglomerada, repleta de cadenas de ropa y de comida; para el resto del mundo, las luminosas vallas publicitarias son un atractivo turístico en sí.

DSCF3335-min

Seguimos la ruta por Broadway para visitar la famosa tienda de M&M’s, para luego subir hacia la tienda FAO Schwarz, la juguetería más famosa del mundo (¿quién no recuerda a Zoltar o el gigantesco piano de la película Big?). La tienda cerró sus puertas a principios del 2016 pero tiene prevista su reapertura en 2017.

FotoJet Collage

Volvimos hacia Times Square recorriendo la Quinta Avenida, donde se encuentran todas las tiendas de las grandes marcas. Los escaparates y fachadas estaban totalmente decorados para la ocasión.

FotoJet Collage2

Pasamos por delante de la catedral de San Patricio y llegamos al Rockefeller Center. Navidad en Rockefeller Plaza es todo un espectáculo con sus ángeles dorados, sus soldaditos de plomo, la pista de patinaje sobre hielo y el inmenso árbol de Navidad. Es una parada obligada, aunque os recomendamos que si queréis patinar sobre hielo, lo hagáis en el no muy lejano Bryant Park (mucho menos aglomerado y más económico). En el día 4 del itinerario os contamos todo lo que necesitáis para subir al Top of the Rock, la azotea del Rockefeller.

FotoJet Collage3
DSCF3374-min

Ya había anochecido y volvimos a Times Square, donde ya estaba todo iluminado y seguía el ajetreo constante de la ciudad que nunca duerme. Cenamos en Bubba Gump, con unas vistas envidiables a la plaza y dimos por terminado nuestro primer día en Nueva York.

Dia 2: La Estatua de la Libertad, Ellis Island, Wall Street y el MoMA

Salimos con sueño hacia la estación de metro y nos bajamos el el extremo sur de la isla de Manhattan, en Battery Park, desde donde sale el ferry a Liberty Island, donde se alza imponente la Estatua de la Libertad.

Habrá quién os diga que cogiendo el ferry gratuito a Staten Island podréis ver la Estatua y no miente: verla la veréis, pero a bordo del barco, de lejos y muy de pasada. Creo que cualquiera que visite Nueva York por primera vez querrá plantarse a los pies de la estatua y para ello hay que coger un ferry de pago. De hecho, casi mejor comprar los tickets online y olvidarse de las colas (por falta de previsión nuestra, tuvimos que esperar con los pies congelados durante casi una hora). El precio del ferry, con paradas a Liberty Island y Ellis Island es de 18$. Si se quiere subir a la corona de la Estatua de la Libertad el precio sube a 21$ y hay que reservar con bastante antelación porque las plazas son limitadas.

DSCF3624-min

La visita a la Estatua de la Libertad fue uno de esos momentos imprescindibles del itinerario.

FotoJet Collage4

Además, desde Liberty Island se tienen unas vistas espectaculares al skyline de la Gran Manzana.

Fotor0221115220-min

De vuelta al ferry paramos en Ellis Island, punto de entrada de millones de inmigrantes a los Estados Unidos durante los siglos XIX y XX. Además de una exposición permanente, también puede visitarse el hall del edificio, que servía de aduana y registro de entrada para los recién llegados.

FotoJet Collage5

DSCF3633-min

De nuevo en Manhattan nos adentramos en las calles del distrito financiero hasta llegar a Wall Street, donde veréis la Bolsa de Valores y, enfrente, el Federal Hall.

DSCF3520-min

El contraste de los rascacielos con la Trinity Church es espectacular y os hará sentir todavía más pequeños.

DSCF3518-min

Continuamos hacia el memorial del 11-S, donde reina un silencio relativo que no existe en ningún otro lugar de la isla de Manhattan y los neoyorquinos increpan, con razón, a los turistas que se sacan fotos sonrientes delante de la torre del One World Trade Center, construida tras los atentados.

DSCF3541-min

El acceso al memorial y al museo cuesta 24$. La delgada línea que separa el memorial de ser un tributo a las víctimas o de ser una atracción turística trivial nos llevó a decidir no visitarlo, aparte de que para mí ya era suficientemente duro estar allí. Aquí os dejo el mural de homenaje a los servicios de rescate, que se encuentra en el exterior del memorial.

FotoJet Collage6

Era viernes y eso significaba que el MoMA (Museum of Modern Art) abría sus puertas gratis de 16h a 20h30. En cualquier otro momento, el museo cuesta 25$, por lo que vale la pena acercarse un viernes. Que no os echen para atrás las colas: el acceso es bastante rápido. La verdad es que no soy muy fan del arte moderno cuando se trata del concepto “Cuadro negro sobre fondo blanco” o “blanco sobre blanco”.

DSCF3460-min

Pero el museo también acoge obras más fácilmente interpretables, como la “Noche Estrellada” de Van Gogh o las “Latas de Sopa Campbell” o la “Marylin” de Andy Warhol, entre otras obras de Dalí, Picasso, Klimt, Pollock, Hopper o Magritte.

FotoJet Collage7

Salimos del Museo cuando ya cerraba y después de una cena rápida, dimos por acabado nuestro segundo día de viaje.

¿Queréis saber más? En los siguientes días estuvimos en Central Park, el puente de Brooklyn, presenciamos el gospel de las iglesias de Harlem y fuimos a un musical de Broadway entre muchas otras cosas…

Sigue leyendo el itinerario aquí →

Category: Viajar  Comments off

Los 5 lugares para comprar un árbol de navidad, eco-friendly

Con la Navidad acercándose cada vez más, muchos ya han comenzado a adornar su casa con luces, esferas, nacimientos, globos y demás cosas, a la vista de los demás; pero, uno de los arreglos por excelencia, sin lugar a dudas, es el árbol navideño. Por eso es que les contamos de estos lugares donde pueden comprar un árbol natural, pero que además, se preocupan por reforestar y cuidar estos bosques.

  1. Agroambiental Ocopiaxco

Esta agrupación de cultivo de avena y otros alimentos de ganado, cuentan con un servicio de distribución de pinos para árboles de Navidad. Además de esto, también sirven como un santuario, ya que si tienes un arbolito, que todavía pueda ser plantado, ellos lo aceptarán con gusto. Dirección: 5 de Febrero, Mz.9, Lt. 6A, Pueblo de Parres, Tlalpan.

agros-navidad

  1. Cuauhtenco

Esta cooperativa, además de la venta de arboles para estas épocas, se enfoca en la enseñanza y conservación de los bosques mexicanos. Dirección: Chapultepec No. 9, San Salvador Cuauhtenco, Milpa Alta.

New Covent Garden Flower Market Gears Up For Christmas

  1. Centro piloto de árboles de navidad Lomas de Tepemecatl

Y si lo que ustedes quieren es darse una vueltecita, además de ir a comprar un arbolito; este centro cuenta con actividades como montar a caballo, fritangas, y una visita guiada por sus 65 hectáreas. San Miguel y Santo Tomas Ajusco, Delegación Tlalpan, México, D.F.

2df6a3a0ada732ae4b3ad6903932988b

  1. El Pinar de la Cima

Enfocados en la preservación de los bosques mexicanos, El Pinar de la Cima, nos deja escoger entre cortar un árbol o entregárnoslo con todo y maceta, ya que de esta forma podrá ser replantado. Dirección: Morelos No. 2, San Miguel Topilejo.

prueba9

  1. Vivero Tepeititonco

De los mejores lugares para encontrar el árbol perfecto, te cuentan la historia de cómo plantan, cuidan, crecen y reforestan ese hermoso bosque. Así, los niños también pueden aprender la importancia de los árboles en la naturaleza. Dirección: Carretera panorámica Picacho Ajusco, Km. 17.

Christmas Tree Farmers Enjoy Bumper Harvest

Y por supuesto, también existen los arbolitos de plástico, los cuales pueden ser usados año con año, evitando también, la generación de basura y desperdicio, que uno orgánico acumula.

@de5y10

Category: Lugares  Comments off

Outono en Bornalle.

15368896_10208261001426221_765888797_oimg_7915img_78152nmi

Category: Lugares  Comments off
US