Archive for » diciembre 29th, 2016 «

Bytom

 Hace poco días estuve en Bytom, Polonia. Es una ciudad  de 205.560 habitantes, con diagnóstico de  depresión, perteneciente a la alta Silesia. Una extraña sensación que no pude ignorar me golpeó la conciencia cuando empecé a recorrer sus calles en una mañana fría y gris.

dsc_0965

A medida que paseaba por la ciudad podía sentir como mis ojos iban capturando detalles,  el lector escéptico podría pensar, sucedidos  al azar: pavimentos embarrados, semáforo en rojo, una pareja hablando mientras se dirigían a algún lugar cogidos de la mano, ancianos, tiendas pequeñas, cabellos descuidados, la  mirada de pocos amigos de un hombre que me sorprendió haciendo fotos a edificios mientras bajaba de su coche, dos niños que salían  de comprar caramelos de una tienda, corriendo, con atuendos desaliñados, el 24 de diciembre (día que se ayuna en Polonia), para acabar metiéndose en un portal donde los perdí de vista mientras subían las escaleras de la que, supuse, podría ser su casa.

dsc_0976

La ciudad me atrapó. Tenía la impresión de estar en medio de algo pasado, reminiscente,  un lugar remoto, perdido entre los restos de la posindustralización y el olvido. Otro ángel caído, víctima de las falsas promesas de la revolución industrial, guerras, ocupaciones y el veredicto económico en negativo; pero vivo. Podía palpar como cada ladrillo de esa ciudad seguía respirando a pesar de todos los pesos inimaginables. No había quebrado.

 

dsc_0968

Mientras callejeaba  por las venas que conformaban su núcleo urbano me fundí en la intensidad de mi viraje. Por momentos ya no sabía si estaba recorriendo una ciudad, o  había traspasado ésta, para recorrer algún rincón inconsciente que afloraba dentro de mí.

¿Qué soy?  ¿De dónde vengo?  ¿A dónde voy?

dsc_0966

Llegando al punto comercial de la ciudad descubrí una  fortaleza rígida e imponente justo al lado de un elegante centro comercial. Era una cárcel, un grito ahogado entre los transeúntes. Eran  ideas, pensamientos, era el elefante en la habitación de mi cabeza que ya no podía ignorar por más tiempo.

dsc_0970

Durante días no he podido dejar de sentir esta ciudad y en esa sensación similar a la tristeza que me suscitó desde el principio. A los pocos días de dejar la ciudad caí en la cuenta. Bytom nunca fue triste, era yo. Siempre fui yo, todos los años, en toda su historia, a través de tantos y tantos otros que cayeron en la desdicha de creerse desdichados. Proyectamos continuamente en todo lo que nos rodea ideas arrojadas desde lo más profundo de nuestro inconsciente y a eso le llamamos realidad. Es curioso como la vida nos enfrenta constantemente a esto. Nos pone enfrente de situaciones que juzgamos como incómodas; situaciones de miedo, pobreza, muerte, pánico, con el único propósito de  hacernos conscientes. Solo mediante la aceptación a través del sentir se nos brinda la posibilidad de transformar.

dsc_0974

Bytom, Bytom, Bytom. Metáfora insalvable de lo que representan las ciudades en nuestras vidas. Ya no me parece pobre, ya no me resulta gris.

Aún llevo su cicatriz.

Category: Viajar  Comments off

Viaje a Francia y Alemania (día 2)-Eguisheim y Colmar

¡Hola!

Bienvenidos un día más a mi blog, donde hoy os voy a hablar del segundo día de mi viaje a Francia y Alemania.

Despertamos en Mulhouse, ya mucho más descansados que el día anterior. Decidimos dedicar el día a visitar Colmar y uno de los pueblos más famosos de la ruta de vinos de Alsacia: Eguisheim. La ruta de vinos de Alsacia se compone de varios pueblos pero, por falta de tiempo y a que en esta época del año anochece muy pronto, nos era imposible visitarlos todos. Teníamos claro que queríamos ver Colmar e hicimos un pequeño trabajo de documentación para escoger uno o dos pueblos. La conclusión fue que los que más gustaban eran Eguisheim, Riquewihr y Ribeauville pero, como Eguisheim estaba justo en el camino a Colmar, nos decantamos por este.

Al llegar aparcamos justo a la entrada del pueblo, se trataba de un parking de pago pero solo costaba tres euros. Un consejo: al irnos vimos que había coches aparcados a los lados en el último tramo de carretera antes de llegar de manera gratuita, igual merece la pena echar un vistazo.

Al entrar al pueblo nos quedamos completamente maravillados, es como un cuento plagado de casitas entramadas y calles de adoquines. Perderse en sus calles es mágico y más en Navidad. En el centro del pueblo había un pequeño mercadillo navideño que le daba al ambiente un aire todavía más especial.

Eguisheim es un pueblo circular pero es tan pequeñito que sería difícil perderse y, en todo caso, perderse entre sus calles tampoco supondría ningún trauma.

eguisheim-2

eguisheim

eguisheim-3

Paseamos durante un buen rato por las calles, contemplando las casitas y los negocios locales. Tanto a mi pareja como a mi nos encanta probar la gastronomía local y comprar productos típicos para llevar a casa así que no nos pudimos resistir a una tienda de embutidos donde compramos dos salchichones: uno de vino tinto y otro de arándanos. Puede sonar raro pero no los recomendaría si no me hubieran gustado. No recuerdo el nombre de la tienda pero el pueblo es muy pequeñito y se veía enseguida.

Nos llamó la atención también una tienda que vendía sólo productos hechos a base de setas o inspirados en setas, imprescindible para quien le gusten. La tienda se llama La Boutique du Champignon (2 b Rempart Nord F-68420 Eguisheim).

Por último pero no menos importante, no podíamos irnos de uno de los pueblos más importantes de la ruta de vinos de Alsacia sin comprar alguna botella. Allí hay muchas tiendas donde comprarlos y se pueden hacer packs con las botellas que cada uno prefiera.

Por si a alguien le interesa, explicaré brevemente lo que pude averiguar y que tipos de vino compramos. En Alsacia, lo que predomina es el vino blanco. Es cierto que venden botellas de Pinot Noir pero no es lo más destacable. Después de que la chica de la tienda nos dejara probar varios vinos, nos quedamos con tres:

-Riesling: Es una variedad de uva blanca de la región del Rin, típico en Alemania. Sin embargo, el riesling que se vende en Alsacia tiene mayor graduación por la adición de azucar y la crianza más prolongada en el barril.

-Pinot gris: Viene de una uva que se cree que es una mutación de la pinot noir. Es un vino de fuerte sabor muy típico de Alsacia ya que el clima de esta región es muy apropiado para esta uva.

-Gewurztraminer: Se trata de una uva muy aromática y una de las más características de Alsacia. Personalmente, me pareció el más especial.

Probamos también el moscat pero nos pareció más parecido a lo que tenemos aquí, así que nos decantamos por los tres anteriores. No soy ninguna experta en vino así que me tendréis que disculpar si he cometido algún error. Eso si, os recomiendo sin duda probar los vinos alsacianos.

Después de ver el pueblo y hacer nuestras compras, buscamos un sitio para comer. Nos apetecía comer una tarte flambée mejor que la del mercadillo de Mulhouse así que nos fuimos a una crepería donde las hacían. Allí pedimos también una especie de empanada de carne típica de Alsacia que estaba espectacular. El restaurante se llamaba La Galinette (5 rue du rempard nord, 68420 Eguisheim). Bueno y económico.

Después de comer, decidimos irnos hacia Colmar para llegar todavía con algo de sol. No lo conseguimos ya que a la entrada había un tráfico impresionante que nos retrasó un rato. Aún así, la ciudad nos encantó.

Empezamos por pasear por los mercados navideños donde nos bebimos un vino caliente para apaciguar el frío. Y, ¿cómo no? fuímos caminando hacia la pequeña Venecia, una zona con canales rodeados de casitas de madera entramada. El panorama era precioso, merece mucho la pena fijarse en el reflejo de las casas en el agua.

colmar

Pasamos un buen rato paseando por las calles y, cuando el frío empezaba a hacerse muy intenso, entramos en un mercado cubierto que hay justo en esta zona de Colmar. Allí no pudimos resistirnos a comprar el primero de los muchos quesos que compraríamos durante el viaje: el queso Munster, un queso muy suave típico del este de Francia.

Para terminar el día, decidimos irnos a cenar al restaurante Les Tanneurs (12 Rue des Tanneurs 68000 Colmar), en la pequeña Venecia también. Estaba bastante bien de precio y pedimos un plato de salmón con chucrut para compartir, una sopa de cebolla y una tarte flambée con salmón (en este restaurante tenían muchas variedades). Estaba todo delicioso así que os recomiendo este restaurante si decidís visitar Colmar.

Pasada la cena, decidimos volver a nuestro hotel de Mulhouse y descansar, al día siguiente nos íbamos a visitar Estrasburgo y hacia Alemania y necesitábamos tener energía.

¡Mañana más!

Saludos

Category: Viajar  Comments off

Ivrea, Borgo (Pueblo) de Candelo y Castillo de Castellengo

 

Recomendaciones para viajar con un bebe de 15 meses

Hoy siguiendo con el tema de viajar en familia les cuento de una escapada que hicimos los tres (Maritò e Figlio). Agarramos el auto tempranito y decidimos ir a algún lugar no muy lejos, que no conozcamos. Asi es que nos nos fuimos para la Provincia de Biella (Italia) que queda a unos 80 km de casa.

Para comenzar paramos en un pequeño Borgo cerca de Biella que se llama Castellengo donde está el Castillo de Castellengo. Un lugar Hermoso, con unas vistas increíbles.

Seguimos viaje solo 15 min hasta el Borgo de Candelo, es un pueblo con un pequeño casco histórico que fue declarado uno de los Borgos más hermosos de Italia… y realmente es así. Tiene una magia particular y hoy cada una de las viviendas medievales aloja Locales de arte, artesanías, cerámica, museos y pequeños bares. Lástima que encontramos cerrados todos los locales porque es feriado y acá en Italia se toman muy enserio los días de descanso. (Averiguar bien antes de hacer un viaje los horarios de apertura).

Por ultimo visitamos Ivrea. Es una ciudad de la provincia de Torino muy linda y con mucha historia. Primero es muy conocida por el carnaval de Ivrea o guerra de los naranjazos, luego porque es sede de Olivetti…quien no escucho de las máquinas de escribir Olivetti! (seguramente ya hay quienes no saben ni de que hablo). A orillas del rio, con sus callecitas, iglesias y castillo es un lugar definitivamente para conocer.

Ahora sí, mi recomendación para un día fuera de casa con un pequeño de 15 meses como Lorenzo :

  • Llevar siempre un cambio de ropa (no se sabe nunca, pero la factibilidad de que se moje o se ensucie es muy alta)
  • Llevar todo para comer… en esta época ya tienen las costumbres bastante marcadas… cuando es hora de comer no hay nada que hacerle. Yo por las dudas llevo todo para salir del paso.
  • Llevar algo que los entretenga para el auto y o para cuando el termino de comer y vos todavía estas esperando que te traigan el plato. (un cuentito, ese Juguete preferido etc.)
  • Particularmente como argentinos no salimos sin el mate y como nos hace falta siempre llevar agua caliente esto son viene bien para tantas cosas… Limpiar chupete, preparar mamadera etc. (recomendado llevar termo con agua caliente)
  • Por ultimo mucha paciencia. Ya saben caminar y esto es algo que los lleva querer descubrir todo. Quedarse quietos no es una opción.

Espero que les haya gustado el paseo y las recomendaciones que seguramente son algunas de las tantas que tendrán para hacerme ustedes a mi…

Besos

Hasta la próxima.

Category: Viajar  Comments off

Zika: por qué las embarazadas no deben viajar a zonas de riesgo

En la ciudad de Santa Fe, a finales del invierno, se detectaron dos casos importados de zika en dos turistas que viajaron a México. Desde entonces …

Articulo Original: http://ift.tt/2imQsQK

Category: Viajar  Comments off
US