Archive for » febrero 2nd, 2017 «

Viajar desde aeropuertos de países limítrofes reduce el costo de las vacaciones

“Las agencias de turismo pueden gestionar los pasajes desde cualquier punto. Seguimos el movimiento de la demanda para ir mejorando la oferta …

Articulo Original: http://ift.tt/2l0bt29

Category: Viajar  Comments off

Tres librerías diferentes

Vivimos en la era digital. Leemos el periódico online, nos desacargamos la música de Itunes o de alguna otra plataforma para después escucharla desde el móvil, la cartelería esta dando paso a archivos digitales que se distribuyen en redes sociales y los libros nos los descargamos para leer en dispositivos como tablets o E-books. Los formatos digitales se están abriendo paso en nuestras vidas a pasos agigantados. Y frente a ellos los diferentes soportes físicos son los que están siendo relegados al segundo puesto. Quizás estas afirmaciones son demasiado contundentes, y es verdad que estos cambios no se están dando de la noche a la mañana, pero se están produciendo.  Y si no, ¿cuándo fue la última vez que acudísteis a una tienda a comprar un disco? ¿y  el último libro que os habéis comprado?, ¿compráis el periódico a diario?, y, ¿algún día de la semana?.

Re-read, Garoa y Kaxilda

Re-read, Garoa y Kaxilda

Para gustos opiniones. Mojándome un poco, creo que todo tiene su lado bueno y su lado malo. Esto es, la bondad de estos cambios creo que asienta sobre el equilibrio entre lo digital y lo físico. Con la nueva forma de consumir puedo tener cientos de discos, de libros, de periódicos archivados,  cantidades que sería incapaz de almacenar en mi casa de apenas 58 metros cuadrados sin correr el riesgo de tener que dormir sobre una montaña de estos. Pero, ¿realmente los tengo por tener, o disfruto de ellos? ¿cuántas de estas compras han sido compulsivas,  guiadas tan sólo por el ansia de oír el ritmo del “click” del ratón? Cada uno que saque sus conclusiones, porque este tema nos daría para largo y hoy no he venido a hablar de esto.

Hoy os quería hacer mención de tres librerías que en esta nueva era están haciendo su caminito en Donostia. Camino que seguramente no estará siendo fácil, puesto que nunca fue fácil remar  contracorriente, pero cada cual, con sus singularidades y rompiendo los esquemas de librería tradicional,  están renovando este concepto y adaptándolo a las necesidades y deseos del momento y de sus clientes.

RE-READ

Situada en el número 13 de la calle Segundo Izpizua del Barrio de Gros Re-Read es la que menos tiempo lleva entre nosotros. Se trata de una franquicia de compra-venta de libros low-cost, y como su nombre indica los libros son de segunda mano. Ellos compran todos los libros a 20 céntimos de euro y los venden por: 1 libro 3 euros, 2 libros 5 euros y 5 libros 10 euros.

Re-read gros exterior de la tienda

Re-read gros exterior de la tienda

Un libro es un objeto que, por lo general, después de leído está destinado a ocupar un puesto en una estantería de casa. Siendo esto así, ¿porqué no dar más “vida” a ese libro?  que otras personas puedan disfrutar de él, ¿porqué no aprovechar los libros que otros han dejado en la tienda?

Es lo más parecido a una biblioteca, donde pagas una pequeña cuota (el precio low-cost del libro) y tienes el tiempo que quieras para leerlo, de hecho una vez leído es tu opción revenderlo o no. Quizás su única limitación sea la de catálogo y stock, dado que se basan en libros que la gente les ha vendido a ellos.

Re-Read gros interior de la tienda

Re-Read gros interior de la tienda

Es una opción muy buena en estos tiempos de crisis. Y está basada en un modelo de consumo social, sostenible y responsable. Uno de sus pilares es la conocida como la regla de las tres erres: reducir, reutilizar y reciclar. Su éxito, o no, se producirá en base al feed-back que sean capaces de generar, a la ida y venida de libros.  No sólo a la cantidad de compradores sino también a la cantidad de vendedores que consigan.

Garoa

En la presentación de su web dicen: “en este espacio ocurrirán cosas que ni nosotros sabemos, y eso es precisamente lo más bonito. Cultura, letras, arte, nuevas tecnologías y debate”. Situada en el número 34 de la calle Zabaleta de Gros Garoa tiene también una hermana gemela en Zarautz. Garoa no es una librería a la vieja usanza, es algo más. Es un lugar abierto a cualquier actividad cultural que se pueda desarrollar en su espacio.

Basta con mirar su agenda para darnos cuenta de la actividad cultural que generan. Tienen club de lectores (paperezko lagunak), organizan tertulias con autores de libros, exposiciones y también conciertos íntimos en formato acústico (paperezko kontzertuak) donde el espectador puede conversar con los músicos. Y por si fuera poco, si por sus instalaciones van pasando los autores más reconocidos de Euskal Herria, también se atreven y van más allá. Por ejemplo,  a finales de marzo han programado una cita con el cantante neoyorquino Elliot Murphy. En su canal de youtube tiene colgados muchos de estos conciertos.

Sin duda, algo más que una librería. Un punto de encuentro donde poder disfrutar de un concierto, charlar, ver una exposición y por supuesto comprar un libro.

Kaxilda

Situada en el barrio de Amara Zaharra junto al frontón de Arroka, Kaxilda es de las tres la que menos parecido tiene a una librería convencional. Kaxilda es librería, es bar, es restaurante y es un espacio donde podemos encontrar una variada agenda. Agenda que va desde lo cultural, en cualquiera de sus expresiones, hasta lo político.

Kaxilda

Kaxilda

No en vano, en su presentación se definen como: “un espacio que en su pluralidad apuesta por el respeto de las diferencias y la búsqueda de una sociedad en donde la justicia social, política y cultural sea prioritaria. Es un lugar de difusión de todas esas voces que trabajan a diario en la creación de otras formas de vida y en todas aquellas iniciativas que día a día luchan por transformar nuestra sociedad.”

Podemos decir que el compromiso social es el elemento diferenciador de este espacio. Y esto  se puede comprobar en sus libros,  donde priman las temáticas socio-políticas, vinculadas a movimientos sociales y contra-cultura. Su Bar-Restaurante, donde no encontraremos ninguna “gran marca” como Coca Cola y, sin embargo, sí productos alternativos de comercio justo y local. Su agenda, donde tienen cabida todas las propuestas que provengan de movimientos sociales. Hasta su nombre, Kaxilda. Casilda Hernáez nacida en 1914 fue una militante anarquista donostiarra que desde su adolescencia participó en el movimiento libertario, destacó como activa sindicalista, fue pionera del feminismo e hizo de la lucha social su vida.

Libros, compromiso, agenda de actividades, bar-restaurante, buen ambiente. ¿Algo más?

 

Category: Lugares  Comments off

El Nazareno de San Pablo.

La imagen de Jesús en la estación de penitencia está desde hace más de trescientos años en Caracas y desde 1881 en la Basílica de Santa Teresa, innumerables las historias de fe a su alrededor, desde la muerte de su escultor por escuchar la voz del propio Nazareno, hasta el limonero del Señor que curo la ciudad de la Peste.

Cada Miércoles Santo, según cálculos conservadores, casi tres millones de personas asisten a la Basílica de Santa Teresa en una de las mayores manifestaciones de fe de nuestro país. Una gran parte de esas personas son promeseros y peregrinos que vestidos con túnica morada, escuchan la misa,  que comienzan en la madrugada después de largas colas o caminan la procesión de varias cuadras en los alrededores. Ellos agradecen la manifestación de Dios en sus vidas a través de curaciones, justicia, logros académicos, viviendas, reencuentros con familiares y hasta metas deportivos.

Durante el año 2016 por ser Año de la Misericordia, el Nazareno estuvo más cerca del pueblo, en la nave oeste de la basílica y salió en procesión del Teatro Municipal el Martes Santo, rememorando su estancia en el Templo de San Pablo, a donde llegó cuando arribó a Venezuela. Saliendo nuevamente en su tradicional procesión del Miércoles Santo al día siguiente.

Les presento algunas imágenes de la talla y de la procesión realizadas en la Semana Santa 2016, pidiendo asimismo la bendición para todos los lectores de este blog. Amén.

Category: Lugares  Comments off

Alemania – 10 de diciembre

Y sí, llegó la mañana, mi primer amanecer en un sitio distinto. Me levanté y por arte de magia estaban las persianas subidas (eran automáticas okvale?), vi a Alemania nublada pero clara, fue precioso. Nunca pude sentirme mejor.

IMG_5314.JPG

Mis vistas desde la ventana.

Me duché, me preparé, me vestí y me fui a desayunar. Mi querido desayuno alemán, ahí encontré la definición de goals, cuando vi todo lo que había para comer no sabía por donde empezar, los fines de semanas desayunaba: cuatro tostadas de pan de mantequilla y mermelada, un vaso de leche y un gran croissant relleno por mí de nutella. Luego, no me podía levantar de la silla jajaja.

Quedamos con todos para ir a visitar Halde Hoheward, que para que nos entendamos, una montaña hecha artificialmente. Me alegré mucho de ver a todos mis compañeros, también me sirvió para conocer a otros alemanes, y más tarde, juntos, subimos la “pedazo” de montaña. Luego arriba, si ya de por sí abajo hacía frío, arriba era insoportable, era un frío exageradísimo.

img_5334img_5316img_5322img_5333img_5334img_5327

Tras estar allí un gran rato, nos fuimos y caminamos por preciosas y típicas calles alemanas. Si ya estaba enamorado de Alemania, tras esto, lo estaba aún más.

img_5331img_5332img_5329

Tras caminar 20 minutos, llegamos a una bolera y pasamos allí un rato, fue bastante divertido. A partir de ese momento comenzó nuestra dieta alemana a base de patatas fritas:IMG_5335.JPG

Tras finalizar los bolos, una amiga mía con su alemana y yo, con mi alemana, nos fuimos toda la tarde al centro de Recklinghausen (ayuntamiento, centro comercial, mercadillo navideño, noria…), paseamos sobre los mercadillos navideños, y al ponerse a llover, nos refugiamos en el centro comercial, allí, entre tiendas, compramos chuches típicas alemanas y las probamos. Fue unos de mis mejores momentos en Alemania, nos lo pasamos genial.

img_5337

Mercadillo navideño de Recklinghausen.

img_5342

Vistas desde el centro comercial.

img_5344

Ayuntamiento y la noria.

Tras esto, nos despedimos de mi amiga y su alemana y nos fuimos a cenar a la casa de los abuelos pizza. Los abuelos me hicieron una bienvenida increíble, me pusieron una fuente de luces para darme la bienvenida, me sentía demasiado agradecido, feliz, sin palabras. Cómo personas que no me conocen de nada pueden dar tanto a cambio de nada, la fe en la humanidad existe señores.

Después de cenar, estuvimos un rato hablando y nos fuimos a casa, me duché, y me acosté, me acosté sabiendo que era feliz,  que toda la felicidad que no me ha dado España en 15 años, me la da Alemania en menos de un día, en ese momento solo quería que el tiempo se ralentizara, o más bien, que no pase. El 10 de diciembre, descubrí que la felicidad absoluta existe.

Mario.

 

Category: Viajar  Comments off
US