Archive for » junio 4th, 2017 «

Planeje para viajar mais barato

Uma pesquisa realizada pelo Ministério do Turismo mostra que 22% dos entrevistados pretendem viajar até setembro. A maioria, 70%, deve ficar …

Articulo Original: http://ift.tt/2stq3TO

Category: Viajar  Comments off

Chacaltaya, Bolivia | El Centro de Ski Más Alto del Mundo Que Desapareció Por el Cambio Climático

El centro de ski Cacaltaya se encuentra a nada más y nada menos que 5.375 metros de altura sobre el nivel del mar, sobre la ladera del cerro que lleva su mismo nombre, y se alza hasta los 5.421m. Es el más alto del mundo. ¿O era? Porque de Cacaltaya, sólo recuerdos quedan. La nieve se fue, y no va a volver.

800px-Chacaltaya-20110325-1

La pista de ski, sin nieve.

Historia

Durante muchos años, los bolivianos disfrutaron de este complejo en el corazón de los Andes, a sólo media hora de La Paz, una de las dos capitales del país. Era un centro de ski (o más bien simplemente un remonte mecánico) montado sobre un glaciar (también llamado Cacaltaya), que recibía visitantes a lo largo de ocho meses del año. Además, había un restaurante  y un chalet para turistas. Era un entretenimiento cotidiano para las clases medias y altas, que pasaban allí sus días, hasta que el frío y el dolor de oídos -por la altura- los obligaban a irse.

Bolivia_ski-420x0

Instructores de ski cuando todavía se podía esquiar en Chacaltaya.

Hoy, sin embargo, nada queda de Chacaltaya más que borrosos recuerdos y un edificio abandonado. En 1990, científicos comenzaron a estudiar el derretimiento del glaciar. En 2005, predijeron que desaparecería para 2015, pero se equivocaron; en 2009 se esfumó el último cristal de hielo. De ese modo, se inhabilitaba para siempre el centro de ski más alto del planeta.

_93005614_9ab88e71-db39-4750-b5d1-efb0092106d3

El lugar está en ruinas, abandonado, sin turistas y sin nieve.

Científicos aseguran que la velocidad de su derretimiento es un indicador del cambio climático que está sufriendo el planeta. Recordemos que el jueves pasado, el presidente de los Estados Unidos -Donald Trump- anunció el retiro de su país del Acuerdo de París.

GlobalWarmingBlogImage-Chacaltaya_Glacier

En fotos, se puede ver el derretimiento del glaciar desde 1940 hasta 2005.

42742749_chacaltaya_gla_416

Este gráfico muestra el progreso del derretimiento en el mismo lapso.

Actualidad

A pesar de que la estación no tiene nieve, aún es posible ver a sus dos guardianes: Adolfo y Samuel Mendoza. Ellos viven en Chacaltaya desde hace cerca de treinta y seis años. Antes aficionados del esquí y andinistas, hoy son guardianes de una estación de esquí sin nieve en la cual los turistas son tan escasos como el oxígeno. Sólo queda el chalet Club Andino Boliviano fundado por Raul Posnanski en 1939.

_93006926_6a894f6a-b49b-42a5-b03a-79aeac3fbf9d

Adolfo y Samuel Mendoza, guardianes de la montaña. // foto: BBC

Consecuencias

La Paz, sede de los poderes de Bolivia, está soportando su peor sequía en un cuarto de siglo. Es por eso que los glaciares en las montañas andinas circundantes son vitales para su abastecimiento de agua.

CHACALTAYA_3_theourworld_com

Chacaltaya vista desde La Paz, Bolivia. // foto: snowbrains

Testimonios

“Solía ​​venir aquí cuando era un niño y jugar con la nieve durante horas, hasta que mis ojos y oídos me dolían por el frío y la altitud”, relata Felipe Kittelson, de 63 años, mientras examinaba la árida montaña que se levanta frente a él, durante una entrevista en diciembre de 2016 para la cadena de noticias BBC.

CHACALTAYA_5_theourworld_com

Chacaltaya en sus viejas, buenas épocas// foto: snowbrains

La gente iba a esquiar y andar en trineo aquí durante siete u ocho meses al año.Estábamos acostumbrados a llenar tazas con hielo y cubrirlas con un jarabe pegajoso para regalar”, recuerda Kittelson. “Este hotel solía estar siempre rodeado de mucha nieve, pero ahora no hay nada más que roca alrededor”, lamenta.

La Película: “Samuel en las Nubes”

Como te contamos antes, Samuel Mendoza es uno de los dos guardianes de Chacaltaya. El director belga Pieter Van Eecke, quien vivió y trabajó en Sudamérica, y recibió numerosos premios por su documental “Goudougoudou” acerca del terremoto de Haiti, nos lleva al mundo de Samuel, para mostrarnos la historia del Chacaltaya en primera persona. Te dejamos el trailer.

Fotos

_93005620_6a72ec3e-eb66-4944-a393-e4cdffbc1d4a

foto: BBC

_93005618_040f5bf1-11fa-4b9b-bca6-a911c2e81dc4

foto: BBC

_93005616_5d9bf026-2ae0-4226-a20a-9100e54de888

foto: BBC

al06-bolivia-chacaltaya-1

foto: nevasport

Chacaltayaskiing3-624x416

Chacaltaya está a más de 5.300 metros de altura sobre el nivel del mar.

CHACALTAYA_4_theourworld_com

El glaciar se derritió completamente en 2009.

800px-Chacaltaya_2

Acá se puede ver el único remonte mecánico de Chacaltaya.

800px-Chacaltaya_Ski_Resort-620x416

Soledad que da miedo, en el Chacaltaya.

Category: Lugares  Comments off

Bâlea Lac – Rumanía

Tal como contamos en el post que inicia este viaje, visitamos Rumanía hace algunos años y por entonces no teníamos la idea de hacer el blog. Por esa razón las fotos no tienen la calidad deseada. Sin embargo, queremos compartir nuestro viaje tal cual lo vivimos, así que, intentaremos arreglarlas y usar solo fotos nuestras. Bienvenidos al diario de Bâlea Lac.

Diciembre de 2010.-

Uno de los lugares que teníamos pensado visitar en nuestro recorrido por la zona de los Cárpatos era el lago Balea (Bâlea Lac en rumano). Habíamos visto fotos espectaculares y queríamos acercarnos para verlo en invierno, aunque estaba un poco lejos de Râșnov, (el lugar donde nos alojábamos), exactamente a 196 km. una distancia que, por ser invierno, nos llevaría unas cuantas horas recorrer.

Pero no nos amedrentamos. Nos subimos a nuestro superbólido Mitsubishi Colt alquilado con ruedas de nieve y nos dirigimos hacia allí.

Rumbo a Balea Lac

Hemos de decir que, si bien las carreteras presentaban la dificultad de estar nevadas y en algunos tramos con hielo, las encontramos bien conservadas y el recorrido se hizo lento pero seguro. Salimos después de desayunar y nos plantamos en nuestro destino sobre mediodía. La ruta recorrida fue: carreteras DN73A – DJ112A – DN1 (o lo que es lo mismo E68) y DN7C (Transfăgărășan), esta última, una alucinante carretera de montaña que sube hasta el mismo lago Balea.

Aquí haremos un inciso para hablar de una de las carreteras más espectaculares del mundo.

Transfăgărășan

DN7C

La Transfăgărășan (Trans + Făgăraş), conocida también como “El camino de las nubes” atraviesa las montañas Făgăraş, las más altas de los Cárpatos meridionales. La carretera es una de las más altas de Europa y une las regiones de Valaquia y Transilvania. Su recorrido sinuoso es realmente impresionante y supone un reto para los conductores. La velocidad media a la que se circula por ella son unos 40 kilómetros por hora, y generalmente se cierra desde finales de octubre hasta junio a causa de la nieve. También hay tramos en los que se prohíbe la conducción nocturna y continuas alertas de precaución por desprendimientos de roca, aunque hay que decir que, en los últimos años ha sido remodelada y ahora resulta más cómoda de recorrer.

Fue construida entre 1970 y 1974 por el entonces presidente Ceauşescu. El motivo fue hacer frente a una posible invasión soviética ya que por aquel entonces la URSS había invadido Checoslovaquia. La tensión política en aquellos años hacía que la independencia rumana estuviese pendiendo de un hilo y el gobierno de entonces decidió que debían reforzar las comunicaciones para poder responder con celeridad a cualquier agresión externa.

Si estás interesado en obtener una información más detallada y precisa sobre la situación que llevó a la construcción de esta carretera, te recomendamos leer el siguiente artículo: El camino de las nubes

La megaconstrucción la realizó el ejército en un tiempo récord, pero con un elevado coste en vidas humanas. Según fuentes oficiales 40 soldados perdieron la vida por distintas causas (desprendimientos de roca, mal uso de los explosivos, avalanchas de nieve) pero se sospecha de que pudieron ser muchos más.

Construcción-Transfăgărășan

Foto histórica: Construcción de la Transfăgărășan

Finalmente la invasión nunca se produjo y hoy en día la Transfăgărășan es uno de los reclamos turísticos más espectaculares de Rumanía. Recorre 90 kilómetros en los que puedes encontrar paisajes maravillosos, lagos espectaculares como el Balea o el Vidraru, este último creado artificialmente  a partir de la presa del mismo nombre (Presa Vidraru), y que es una de las represas más grandes de Europa. También puedes encontrar el castillo Poenari, al que se dice llegó Vlad Tepes atraído por su emplazamiento, y el túnel más largo del país, con casi 900 metros de longitud.

Continuamos…

Balea-Cascada

Nuestra idea inicial era llegar al lago en coche, pero, ¡oh, sorpresa! en esta época del año la carretera se encontraba cortada. Paramos en Bâlea Cascadă con la intención de tomar un café y dar una vuelta. Afortunadamente nos encontramos con que, desde este lugar exactamente, es de donde sale el teleférico que nos dejaría en el mismísimo lago.  El nombre de lugar se debe a que desde allí se accede a Bâlea Cascadă, la cascada más alta de Rumanía, con 60 metros de altura. Se llega siguiendo el camino que empieza en el teleférico, durante una media hora. Es un lugar ideal para visitar en verano. En esta época del año es imposible acceder a ella.

El horario del teleférico es de 9:00 a 17:00 horas (al menos en invierno, que fue cuando lo usamos nosotros) y el precio, a día de hoy, es de 30 lei rumanos por cada trayecto (unos 6€). Funciona todos los días de la semana. La infraestructura era bastante moderna, las cabinas espaciosas, con capacidad para unas diez personas.

Teleférico

Como el teleférico no tardaría en pasar, decidimos esperarlo y postergar el almuerzo. El viaje fue toda una experiencia. La telecabina recorre unos 3700 metros, ascendiendo desde los 1200 metros de altura hasta los 2040 aprox. a los que se encuentra el lago. Las vistas desde el aire, si no sufres de vértigo, son impresionantes. Desde allí arriba pudimos observar la carretera que sube hasta Bâlea Lac, un sinfín de curvas imposibles que entonces se encontraban medio tapadas por la nieve. Desde luego, uno de los paisajes más bonitos que contemplamos en Transilvania. Al verla desde allí arriba, nos reímos de nuestra propia ingenuidad de pensar que podríamos alcanzar el lago en nuestro pequeño coche. Hemos de agregar que el viento soplaba fuerte balanceando la cabina y haciendo que el recorrido resultase bastante “emocionante” por llamarlo de alguna manera. Entre los viajeros que iban con nosotros, hubo más de uno que expresó su miedo en forma de gritos ahogados. Fue genial.

Transfăgărășan cortada por la nieve

La Transfăgărășan cortada por la nieve

Al llegar nos recibió una tromba de aire húmedo y niebla que apenas nos dejaba ver el paisaje. Afortunadamente soplaba en rachas y de a ratos pudimos disfrutar de las impresionantes vistas. Aun así, la sensación era la de encontrarnos en un paraje polar. Desde la zona del teleférico hasta el enorme restaurante de madera que se erige a orillas del lago encontramos un camino señalizado con unos arcos metálicos. Cada pocos metros había carteles advirtiendo del peligro de abandonar el camino. Posiblemente haya más establecimientos en verano, pero en diciembre el que nombramos, “Cabana”, era el único abierto al público.

Balea Lac

Balea Lac

Además del restaurante, hay en los alrededores una iglesia de hielo y un hotel también de hielo. Desde luego alojarse en él debe ser una experiencia inigualable.

Llegamos al restaurante y decidimos calentar el cuerpo comiendo allí. Hay que decir que el menú no resultó nada caro y que la cerveza negra estaba muy rica.

Silva

Una Silva para entrar en calor

Desde la terraza del Cabana pudimos fotografiar una enorme llanura blanca. Justo debajo estaba el lago. Para hacernos una idea del entorno, hubo que echarle imaginación.

El lago Balea es un de origen glacial y se congela durante gran parte del año. Está situado a unos 2034 metros de altura en las montañas de Făgăraş, en la zona meridional de los Cárpatos. Ocupa una superficie de más de 46000 metros cuadrados y su profundidad media es de 11,35 metros.

motorizado

Esta moto de nieve en la que, con todo el morro, nos fotografiamos pertenecía al personal del restaurante. Lo descubrimos cuando uno de los empleados salió en ella y regresó al rato con algunos suministros.

bola-nieve

¿Un oso? No. Nahir con diez abrigos

Una vez repusimos fuerzas y calentamos el cuerpo nos dimos una vuelta por los alrededores en espera de la salida del último teleférico que pasaría sobre las 16:45. Hicimos unas pocas fotos, nos lanzamos algunas bolas de nieve, ¡cómo no!, y también nos internamos en algún camino donde la nieve blanda nos cubría las piernas casi por completo. Imposible pasear mucho tiempo en esas condiciones.

balea-lac

Hundido en la nieve

Por cierto, en la zona se pueden realizar rutas de senderismo y ciclismo, pero no en esta época. Y las advertencias de la posibilidad de encontrar osos están por todas partes. Por suerte estarían hibernando y nos dejaron pasear sin sobresaltos.

iglú

El iglú de la fotografía es el Lac Balea Ice Hotel  (Hotel de hielo del lago Balea). Fue construido en 2006 siendo el primer hotel de hielo en Europa del Este. Como curiosidad decir que cada año el diseño es distinto pues las paredes se derriten en verano y el hotel se vuelve a levantar cuando llega el invierno renovando el diseño. Aunque es similar a los hoteles de hielo que se pueden encontrar en los países nórdicos, alojarse aquí resulta mucho más accesible ya que en Rumanía la afluencia turística es menor.

iglú

En el último teleférico emprendimos el regreso. Y hasta aquí nuestra tercera jornada de aventura rumana.

En el siguiente post les contaremos nuestra visita a Bran y su famoso “castillo de Drácula”.

 

 

Category: Viajar  Comments off

Cierra Aeroméxico 10 vuelos desde Chihuahua

La línea aérea Aeroméxico canceló diez vuelos a diferentes destinos que conectaban a Chihuahua a centros de negocios y turísticos, lo que ha …

Articulo Original: http://ift.tt/2rTWOMU

Category: Viajar  Comments off
US