Archive for » septiembre 15th, 2017 «

Crónica de un vuelo a New York

Holaaa!!! :)

¡YA ESTOY EN ESTADOS UNIDOS! Todavía no me lo creo, todo ha pasado tan deprisa… tantas emociones en tan poco tiempo que es difícil de asimilar. Todo lo que he vivido desde el lunes ha sido increíble, y en estos momentos puedo decir que esta es la mejor decisión que he tomado en mi vida. Desde luego, mi vida ha cambiado completamente, ha dado un giro de 180 grados. Es cierto que todavía me queda mucho por vivir, disfrutar, conocer, aprender, pero todo lo vivido hasta ahora supera con creces mis expectativas, y eso que eran altas.

Después de exponeros mis emociones, os voy a explicar brevemente -lo prometo- como ha sido el viaje hasta llegar al Training School (eso irá en la siguiente entrada). El lunes a las 6 de la mañana sonó mi despertador, ya que a las 7 había quedado con el taxista que nos llevaría al aeropuerto. Esa noche no dormí mucho, no estaba nerviosa en realidad, pero mi cabeza no dejaba de pensar en todo lo que se avecinaba. Al aeropuerto me acompañaba mi madre y una amiga de mi madre. En realidad mi vuelo no salía hasta las 11:35 de la mañana, pero mejor llegar con tiempo, para pasar con total calma los controles de seguridad.

Así pues, a las 7:45 ya estaba en la T1 de Barajas. Como todavía era temprano, fuimos tranquilamente a desayunar. Al terminar, me dirigí al mostrador de United Airlines para facturar mi maleta. Ahí había unas azafatas que me preguntaron demasiadas cosas, fue un interrogatorio que no me lo habían hecho ni en la embajada! Pero bueno, después de mil preguntas y respuestas, ya podía pesar la maleta… y… chan chan chan!! 24’5 kilos!! Estaba aterrada, pensaba que tenía que reorganizar toda la maleta, pero NO! Me la dejaron pasar sin ningún problema!! No me lo podía ni creer :)

Después de eso, fue el momento más intenso: la despedida con mi madre. Fueron unos instantes muy tristes, os podéis imaginar la escena. Pero hay que ser fuertes. Unas lágrimas más tarde, toca pasar el control de seguridad. Es un poco desesperante, al menos lo fue para mi. Había hecho tetris para meter todo lo que iba a necesitar en el Training en la maleta de mano, pero tuve que sacar todo para pasarlo por el detector de seguridad: líquidos por una parte, tecnología por la otra y zapatos fuera. Por suerte, todo salió bien, pero me pegué media hora para volver a colocar todo en su sitio.

Siguiente paso: enseñar el pasaporte al oficial de policía. Sin problemas. Después de eso, toca ir hasta la puerta de embarque y esperar… esperar bastante. La suerte que tuve es que no volaba sola. Ahí me encontré con 9 Aupairs más que venían conmigo al Training. La agencia nos manda un mes antes del viaje el contacto de las personas que volamos juntas, así que nosotros hicimos un grupo de WhatsApp para irnos conociendo y comentar las dudas que iban surgiendo. De esta manera la espera se hizo más amena.

45 minutos antes del despegue abren las puertas para empezar a embarcar. En ese momento tienes que enseñar el pasaporte y el billete. Pero no tiene gran complicación. Es como todos los vuelos. Una vez en el avión, a mi me había tocado ventanilla (en realidad, puedes elegir el asiento ya que la agencia te facilita los datos del vuelo y puedes modificar el asiento) cada asiento tiene su pantalla personal para poder ver series / películas / o jugar a juegos. La verdad que es de agradecer, ya que fueron 8 horas de vuelo. En el asiento de al lado se sentó una de las aupairs que volaba conmigo, así que pudimos hablar bastante durante el viaje. [Angélica, si lees esto, un besito! jaja]

En el billete también entran las comidas: a la hora más o menos de estar en el aire nos dieron un snack y una bebida. Al poco tiempo de eso, sirvieron la comida (podías elegir entre pasta o pollo al curry). Y cuando falta una hora y media aproximadamente para aterrizar, sirven la merienda, en nuestro caso, un sandwich de pavo y pesto. He de decir que la comida no estaba tan mala como yo pensaba que iba a estar. Yo personalmente soy bastante selectiva con la comida, pero me lo comí todo!!

Finalmente, después de 8 laaaargas horas de vuelo, llegamos a NEW YORK!! Mientras íbamos aterrizando se veía a lo lejos el skyline!! Fue un momento que sin duda nunca olvidaré.

Y esto es todo por hoy, que a lo tonto y como siempre he terminado alargándome mucho. En estos momentos estoy ya en Burlingame, la que va a ser mi casa durante mi año aupair. Y he de decir que es alucinante! Y ya sabéis, si tenéis cualquier duda de cualquier tipo, sugerencia, o cualquier cosa que me queráis contar, estoy a vuestra disposición 

Category: Viajar  Comments off

CAÑON DEL SIL

Category: Lugares  Comments off

PRIMER PASO

Estamos en plenos preparativos del viaje a Inglaterra de Pedro, es la primera experiencia que va a hacer el solo, tanto tiempo fuera de casa.

Es una beca que otorga el ayuntamiento de la ciudad en donde vivimos para que los niños que empiezan cuarto de la E.S.O., y tienen una buena media de estudios en los cursos anteriores puedan practicar el inglés que han aprendido hasta ahora, conviviendo en una ciudad inglesa con una familia y asistiendo a clase en el instituto durante el tiempo que permanezcan allí un total de 21 días, además de realizar actividades culturales y ocio, durante los fines de semana.

UNA IDEA GENIAL!

Entre todos los preparativos que hay que hacer está la del Pasaporte, para que pueda viajar solo, el cambio de moneda a libras, aunque lleva todo pagado, algo ha de llevar para sus gastos y compras y la tarjeta sanitaria europea.

Y luego viene el tema ¡UNIFORME! “Un pequeño paso para la humanidad, un gran paso para mi hijo! Os cuento: uno de los requisitos de los institutos ingleses es que los niños y niñas tienen que ir de uniforme, los que van con la beca, no de una manera estricta, pero si lo más semejante posible, en este caso: camisa blanca, jersey de pico negro, pantalón negro que no sea vaquero y zapatos. Por que digo que es un paso importante para Pedro, por que viste de una manera,”llamemos informal” o sea, para que me entendáis, de chándal, sudadera, camiseta y tenis, y de ahí no lo sacas, quizás de vez en cuando y que no sirva de precedente un vaquero. Cuando se ha visto vestido de esta manera, su reacción ha sido graciosa, se ha encontrado hasta guapo y me dice: mamá a lo mejor me acostumbro a esto y todo.

El resto de cosas a preparar ya son más de intendencia, maleta, aseo etc…

Mis sensaciones son un poco contradictorias, sé que tiene que ir, que es importante para él, que va a tener que solucionar los pequeños problemas que se le presenten en el día a día, sin que nosotros estemos allí para rescatarlo, que se lo va a pasar bien, ya no nos necesita tanto como nosotros pensamos, ya tiene quince años y tiene que empezar a volar solo en algunas circunstancias. Pero también me da algo de miedo (me imagino que es una reacción normal de madre) me hago mil preguntas, estará bien, comerá bien, sabrá desenvolverse solo en un sitio donde sobre todo hablan otro idioma, se integrará bien con la familia que le toque vivir, tendrá miedo. Y pienso: el miedo lo tengo yo, no puedo controlar todo lo que les pasa a mis hijos, ellos tienen que pasar sus propias experiencias, solucionar sus problemas y no depender tanto de mí, ese creo yo que es el papel que me toca representar como madre, a eso se le llama ir madurando. Aún les queda un largo camino en este proceso, pero quizás para Pedro  este viaje, suponga

“SU PRIMER PASO”

 

Category: Viajar  Comments off

Donde amé la vida

 

_DSC5140

Dicen que uno siempre vuelve a esos lugares en dónde amó la vida;  pueda que sea cierto, pueda que no.

Pienso que el mundo es inmenso y cada viaje es una oportunidad de conocer un nuevo lugar, una nueva ciudad y su cultura.  Sin embargo existen un par de ciudades a las que he regresado más de una vez.  Que me han enamorado la vista, el alma y el corazón.  Quizás son donde más he amado la vida.  Quizás me marcaron desde la primera vez que las visité.

Existen lugares que te marcan de por vida, los cuales hacen  de tu vida un antes y un después de conocerlos.  Te enamoran, te hacen querer volver a ellas una y otra vez.  Ciudades en las cuales te diste cuenta cuán bendecido eres, cuán feliz puedes ser, cuánto puedes amar la vida.

A esas ciudades a las que deseo volver cada vez para recordar cuánto amo mi vida!

Category: Viajar  Comments off
US