Archive for » octubre 25th, 2017 «

Promperú: Llegada de turistas chinos a Perú aumentó 32% anual hasta julio del 2017

Acosta señaló que desde setiembre del 2016, aquellos turistas chinos que cuentan con una visa válida para viajar a Estados Unidos, Canadá, …

Articulo Original: http://ift.tt/2zEVXPX

Category: Viajar  Comments off

La guía Lonely Planet elige Lanzarote como segundo destino del mundo con más valor para viajar …

Lanzarote se ha colocado en la segunda posición de los diez mejores destinos turísticos que en 2018 destacarán por su valor, superando incluso a …

Articulo Original: http://ift.tt/2ha6mMw

Category: Viajar  Comments off

El Jardinero que temía a las raíces

Él nunca supo por qué se sentía incómodo en cada hábitat. Lo había intentado todo:  apuntarse a clases de pintura, ir a leer a la biblioteca, ir al gimnasio… Pero no encontraba su sitio, siempre se sentía mitad.

Una mala noticia le llevó a desencadenar su huída ciertamente planificada, ése siempre había sido su “plan b”, su escapada espectacular. Qué triste que no encajes en ningún sitio, siempre se lamentaba pero aquel día a las 8 de la mañana, 24 horas después, ya tenía su maleta preparada y su billete exprés. “Cómprate ida y vuelta, por si acaso no te va bien”, el mejor consejo que le habían dado ese año, pero no quiso hacer acuse de recibo y se dirigió al andén.

Un taxi, un tren y un largo vuelo, le introdujeron en su nueva aventura. Un taxi, un tren y un largo vuelo, le ayudaron a correr. Y el jardinero, decidió que no volvería sin haber cumplido su anhelo; decidió, que aquella vez, fuera lo que fuera que le iba a suceder, no miraría atrás con recelo.

Varios meses más tarde, caminando por las calles de aquella grotesca ciudad, encontró una semilla. Él no lo sabía por aquel entonces, pero esa semilla cambiaría su hiel. Se dijo que aquella semilla le traería la felicidad y por primera vez, cambió de parecer: quizás debía de ser él quién debiera hacer feliz a aquel insignificate (por aquel entonces) trozo de ser.

Plantó la semilla en un tiesto, le habló y le cantó y una nube que pasaba le prometió mucha agua, para hacerla crecer. Y la simiente empezó a crecer. Una larga espera de nueve meses y tres semanas y al fin la pudo sostener: Qué maravilla! Qué amor le podía tener! . Al fin se encontraba completo, ya podía dejar de padecer.

Decidió que lo mejor sería llevar la semilla consigo a donde fuera, pero muchos le llamaron loco, no le podían entender: Con lo joven que eres y ya cuidando de una planta! le decían por doquier. Y alguna vez se arrepintió en secreto de haberla plantado, pues la vida no era lo que había imaginado ser. Cuidar de esa planta era trabajo duro pero gratificante;  el jardinero a su fuerza se mantenía fiel. Él se acordaba de su casa, añoraba sus años de libertad: Ay cuando no tenía una planta! Entonces sí que estaba bien. 

Pero el jardinero se engañaba a sí mismo, pues otro tipo se cupido se había cruzado con él. Este amor que yo siento, a qué se puede deber? Es más grande que uno mismo, es más amplio que el saber, es más alto que el Olimpo y más fuerte que el ayer.

La nube volvió. Había olvidado su promesa y aunque en este tiempo sólo trajo lluvia de cuando en cuando, por un momento se quedó. Y el jardinero era feliz, tenía su planta, tenía su nube, qué más podía pedir? Decidió que su planta debía tener un compañero, otra planta, que unidas entre sí, crearían un lazo que nadie podría destruir.

Así, el jardinero caminó por el mismo jardín como ya hiciera antaño y allí encontró otra semilla junto en un aledaño. Hermosa y reluciente como la primera, aunque un poco más pequeña, el jardinero siguió los mismos pasos: la plantó en un tiesto, le habló y cantó, la lluvia llevaba, y el jardinero entregó del todo su corazón.

La nube, como era de esperar, volvió a olvidar su cumplido y marchó y aunque el jardinero había quedado prendado de esa nube, ahora tenía no una, sino dos razones que le recordaban lo que era el verdadero amor.

Y allí, sentados los tres mirando al sol, esperando a que llegara la primavera, el jardinero sonreía acurrucado bajo su edredón. Ya no recordaba a qué tenía miedo, ya no recordaba su dolor. Se había despojado de su lastre y sin saberlo, había permitido que crecieran raíces en su corazón.

Category: Lugares  Comments off

El crimen brincó a Cancún, Cabos y más destinos, y los turistas le huyen a México, dice Bloomberg

De acuerdo con un artículo publicado este miércoles por Bloomberg, los turistas estadounidenses están asustados de viajar a las playas mexicanas.

Articulo Original: http://ift.tt/2hbeixo

Category: Viajar  Comments off
US