Archive for » diciembre 12th, 2017 «

ROCIO Y FRANCIS – 13 AÑOS

¡Buenas viajeros!

Hoy os presentamos a Rocío y Francis, una pareja que disfruta de la vida viajando por el mundo. ¡Esperamos que os guste!

Somos Rocío y Francis, tenemos el blog “VIAJE A NUESTRA FELICIDAD” desde hace muy poquito. Llevámos juntos 13 años, aunque estamos casados desde el 7 de Julio de este año

Category: Viajar  Comments off

Maldivas: Diving with Sharks

En MiFaDeLoSu no esperamos a que los sueños se realicen, NO. En MiFaDeLoSu creamos momentos para que

Category: Viajar  Comments off

La fiesta del Trono en Marruecos

MARRUECOS-TRONO 

Por Kianay Anandra Pérez, corresponsal en Marruecos

RABAT, 30 jul (ALPHA) La vasta Plaza del Méchouar salta a la vista cada 30 de julio en Marruecos y no precisamente por ser el jardín que cubre al Palacio Real Dâr-al-Mahkzen, sino porque tras cruzar el marco de madera en la entrada, se abre un escenario inesperado pleno de luz y color: la Fiesta del Trono. more »

Category: Lugares  Comments off

Belchite, un lugar para no dormir

Hace unos meses, tuve el enorme placer de poder visitar un lugar tan emblemático como es el Pueblo Viejo de Belchite. La verdad es que se podría decir que el destino me llevó allí, ya que iba camino de Oliete y me encontré con este lugar a mitad del recorrido. No fue una visita intencionada, pero por suerte llevaba mi cámara de fotos y pude captar gran parte de lo que vi allí. La lástima es que no tuviera nada para poderos transmitir lo que sentí.

Durante el caluroso verano de 1937, y en plena guerra civil española, murieron en este lugar unas 7000 personas en tan solo 15 días, todo ello entre el 24 de agosto y el 6 de septiembre. No voy a entrar en la historia, ya que en la red hay cientos de entradas donde podéis ver y leer la historia de lo que aquí sucedió. En lo que si voy a entrar, es en mi experiencia en este lugar.

Actualmente, el Ayuntamiento de Belchite Nuevo, organiza visitas guiadas a este lugar y yo me apunté a una de estas, en concreto la de las 19:00pm del 19 de Agosto. Habíamos unas 30 personas apuntadas y curiosamente, coincidencias del destino, había parte del equipo de Cuarto Milenio, que resulta que iban a rodar por la noche y se habían apuntado también a la visita guiada.

Comenzamos la visita en la entrada, bajo ese imponente arco que anuncia la entrada a un lugar cargado de historia, dolor y sufrimiento. Sobre este arco pudimos ver una capilla a la que se podía subir y desde donde contemplé una de las vistas que más me impresionaron de este lugar (os la muestro en las fotos de la galería final), ya que desde su pequeño balcón, se divisa la imponente Calle Mayor que atraviesa todo el pueblo con muchas de sus edificaciones todavía bastante en pie. Facilmente puedes hacerte una idea de lo que en su día pudo ser el día a día en esta calle. Vecinos comprando en los comercios, niños jugando a la pelota en mitad de la calle… Si tienes oportunidad de subir a este lugar no debes perderte esa panorámica, que sin duda alguna, se queda grabada en la retina. En esta pequeña capilla hay un pequeña exposición de fotos del pasado y bueno, algunas pintadas, algunas de ellas muy tétricas que supongo que fueron pintadas después por grafiteros.

Entrada a Belchite

Entrada a Belchite. Portal de la villa

 

Parte trasera del arco de la entrada

Parte interior del Portal de la Villa, con las dos ventanas de la capilla desde donde se ven unas vistas impresionantes

DSC_0067

Cúpula de la capilla de la entrada al pueblo.

 

Desde aquí partimos caminando por toda la Calle Mayor, mientras la guía nos iba explicando cosas y dándonos datos sobre algunas de las edificaciones que quedan en pie. Es muy importante hacer caso de las indicaciones del guía, ya que los edificios se encuentran en muy mal estado y hay peligro de derrumbe.

Conforme te vas adentrando en el pueblo, es curioso como el silencio se va apoderando del lugar. Ni tan siquiera se oyen los pájaros cantar, y ya es raro que entre tanta tranquilidad, los pájaros no aprovechen para anidar allí. Llega un momento en que solo escuchas la respiración de las personas que te acompañan y las pisadas en la tierra, es una sensación muy especial y siniestra.

Al llegar a la Plaza del Pueblo comienzas a darte cuenta de los terribles sucesos que ocurrieron en ese lugar. Todavía puede apreciarse la fuente central de la plaza y un poco más allá, una cruz, que es un monumento construido a posteriori por Franco como recuerdo a los caídos. Es en esta plaza, donde está la cruz, donde se quemaron más de 600 cadáveres, ya que era imposible enterrar a tanta gente en plena batalla. Cuentan las crónicas de aquellos que vivieron esos días de terror, como el aceite de los cuerpos derritiéndose en la hoguera, inundaba toda la plaza y bajaba por la Calle Mayor. Una visión terrorífica para aquellos que seguían vivos. Imaginar el olor que debía salir de allí. Cuentan que los niños jugaban a no pisar el aceite que salía de los cuerpos y que se deslizaba invadiendo las calles.

Plaza mayor de la fuente

Plaza donde todavía se aprecian los restos de la antigua fuente

Plaza de la cruz a los caidos

Plaza de la cruz a los caidos.

Continuando el recorrido, nos dirigimos hacia La Iglesia de San Juan, de la que apenas queda la conocida Torre del Reloj. En la foto puede apreciarse una parte nueva reparada por el mal estado en el que se encuentra. El reloj de la misma, todavía se puede apreciar en la fachada del Ayuntamiento de Belchite nuevo, parado a la hora exacta en que sucedió la tragedia. Cuentan las personas que viven en el pueblo nuevo, que hay noches en las que todavía suena la campana de este campanario dando las horas como si nada hubiese pasado. Lo curioso es que ya no tiene campana.

Iglesia de San Juan

Iglesia de San Juan con la Torre del Reloj

Seguimos por la calle hasta llegar a la imponente y para mi, la más terrorífica edificación del lugar, la Iglesia de San Martín. A simple vista, es un lugar que se puede disfrutar bien, ya que a pesar de su estado, se puede entrar y ver gran parte de la misma. Hay una gran nave principal, desde donde se divisa la magnitud del lugar y luego hay unas capillas anexas en plena oscuridad que son bastante impresionantes de ver. Y cuando digo impresionantes, me estoy refiriendo a que impresionan, a mi por lo menos me pusieron la piel de gallina. Puedes ver caras y pinturas que todavía presiden estas capillas y yo no se por qué motivo, pero en este lugar me puse malísimo. Comencé a notar mucha pesadez en la cabeza y una muy mala sensación. En concreto en este lugar hay dos localizaciones concretas, que desde mi punto de vista, son horribles. Uno es debajo de estas capillas anexas y otro concretamente en la zona donde se supone, se encontraba el altar de la iglesia, en la zona frontal. Son dos lugares con muy mala energía que a mi me afectaron bastante. Más tarde me enteré que fue uno de los lugares donde falleció mas gente, fruto de una bomba que cayó justo cuando la gente estaba refugiada en la iglesia. En las capillas abovedadas que me daban tan mal rollo, resulta que era la zona donde se amontonaban los cadáveres y heridos mas graves, algunos  incluso se les daba por perdidos y se les tiraba con los cadáveres antes de fallecer. sin duda fue un lugar de mucho sufrimiento.

Iglesia de San Juan

Fachada principal de la Iglesia de San Juan. Uno de los edificios más impresionantes de Belchite y también uno de los que más carga energética tiene

 

Techo de la iglesia de san juan

Techo de la Iglesia de San Juan que fue destruido por una bomba que mató a cientos de personas que se encontraban refugiadas en su interior.

 

iglesia de san juan. zona del altar

Zona donde se encontraba el altar de la iglesia. Otra de las zonas con carga negativa potente. Pueden apreciarse los agujeros provocados por los proyectiles en la fachada

 

zona abovedada iglesia de san juan belchite

Zona abovedada donde se amontonaban los cadáveres. Una zona realmente horrible

zona abovedada iglesia de san juan de belchite

En esta imagen se aprecia uno de las figuras que todavía se conservan en esa zona tan terrorífica de la Iglesia de San Juan.

Tras salir de la iglesia de San Martín, nos dirigimos hacia el Convento de San Agustín, un lugar que durante la batalla se utilizó de hospital. A este edificación no se puede acceder por peligro de derrumbe, pero pudimos asomarnos a la puerta y observar el interior. Como curiosidad, en la fachada de este convento se aprecia un proyectil que quedó incrustado y que allí ha permanecido sin estallar hasta nuestros días.

Iglesia de San Agustín

Fachada de Convento de San Agustín donde todavía hay una bomba incrustada en la fachada que no llegó a estallar

interior del convento de san agustin en belchite

Interior del Convento de San Agustín, donde no se puede acceder por el mal estado en el que se encuentra. Esta edificación sirvió de hospital durante la batalla.

Tras visitar este lugar, nos dirigimos a otro de los lugares, para mi, más duros a nivel energético. Se trata de un trujal donde se les extraía el aceite a las aceitunas y que se utilizó para meter los cuerpos de todos los caídos en la batalla, tanto de un bando como del otro. Una especie de pozo al que se accede por unas escaleras y que hoy se encuentra tapado y cercado para evitar actos vandálicos. Este es otro de los lugares a los que conforme te vas acercando, vas notando una energía pesada y densa. Mientras subes las escaleras, sientes algo horrible, por lo menos yo así lo sentí, y una vez arriba se mantiene esa sensación.

Trujal fosa comun de Belchite

Trujal donde se metieron la gran mayoría de cuerpos que cayeron en la batalla. Otra zona con bastante carga energética y mal rollo.

Evidentemente vimos muchas edificaciones más como la casa de la Domi, el Casino, y el cine Goya, pero no me entretendré mucho en ello porque son edificios que se encuentran en bastante mal estado de conservación.

Sin ninguna duda, Belchite es un lugar obligado para personas sensitivas o amantes de los misterios, porque a pesar de lo muerto que parece, sigue teniendo cierta energía, eso si, nada agradable. También es un punto importante para la historia de España que culturalmente merece la pena conocer. Un lugar donde parece que el tiempo se haya detenido y donde la calma es tan abrumadora que llega a poner los pelos de punta.

 

Category: Lugares  Comments off
US