Un año nuevo diferente. Lo que Imaginé.

Despedida con familia 007.JPGHoy me levante un poco melancólico. Ya sabemos que esto del año nuevo nos pone a todos un poco sentimentales, a hacer reflexiones y a plantearnos nuevas metas. Para muchos puede ser un simple paso de un año a otro y para algunos una fecha super importante llena de mensajes y misterios. Pero lo que todos tenemos en común es que todos celebramos la familia y la amistad. Todos, casi sin excepciones pasamos este día en familia, ya sea la biológica o aquella que fuimos armando en el camino, lo que cada uno considera su familia.

Pues para mi este año es diferente, estoy lejos de mi familia y ello me trae recuerdos y con ello nostalgia. Decidí este año salir del país en busca de aventuras, de nuevos sueños, de romper con paradigmas y alejarme de lo conocido, lo que me llevo a pasar estas fiestas en un lugar diferente.

Esta mañana me levanté, tomé el desayuno y me senté en la sala de estar del hostel en que estoy hospedado. Y me puse a pensar. En que estarían haciendo, en como mis padres se levantarían a tomar unos mates juntos e imaginé a mi madre preparando algún desayuno nutritivo con avena o frutas como ella sabe hacer, en como mi padre jugaría con mi sobrino ni bien se levantase y prendiera el televisor en busca de ver algún deporte que le gusta. Pensé en como irían al “Supermercado La Paz” y volverían para pasar el resto de la mañana y el medio día cocinando la comida para esta noche en compañía de una picada. Mi madre haría alguna pizza o tarta y mi padre unos ricos sándwiches. También imaginé a mi hermana trabajando, ansiosa por terminar el día y llegar a celebrar en familia.

Despedida con familia 076.JPGPor otro lado pude imaginar a mi abuela, levantándose y tomándose uno de esos desayunos continentales que a ella tanto le gustan, la imagine yendo a hacer algún mandado y volviendo a cocinar alguna comida o postre para la noche con la ayuda de Mariana.

Todo esto pude imaginar y se me vino la idea de expresarlo en palabras, de contarlo y manifestarlo. Pero enseguida dentro de mi surgió esa voz critica que dijó: “Qué cursi!”. Esa voz que casi reprime mis sentimientos. Dudé y a pesar de que me pareció un poco cursi quise hacerlo, por que siempre ha sido difícil para mi expresar lo que siento y permitirme ese momento de cursilería, ese momento de sentimentalismo.

Y por suerte me lo permití por que como dicen es mejor expresar que callar y que el sentimiento quede oculto y reprimido en tu interior. Por que de eso y muchas cosas más se ha tratado mi viaje, de expresarme y cada día ser un poco más yo mismo.

¡Sí!, este día tengo nostalgia, de mi familia y amigos con los que siempre paso las fiestas. Y estoy bien, me siento bien. Este año es distinto, bello y único. Me permite pensar, me permite desahogarme.
Por lo pronto dejaré que la magia que se apodera de Cusco en este día me envuelva y que su particular fiesta en Plaza de Armas me colmé. Correré hasta más no dar, dando vueltas a esa plaza como dicta la tradición. Viviré la alegría que me brinda el estar en un lugar nuevo comenzando un nuevo año.

Y provechando la volada, quiero contar que también imaginé a mis primas tomando ese ron que me mandaron foto ayer de noche y celebrando a full.

Foto0123.jpgLes deseo a todos un muy Feliz Año Nuevo y que puedan llenarse alegría y positivismo para comenzar este nuevo año con la claridad mental suficiente para afrontarlo todo y dejarse llevar más que nada por sus corazones. Y por supuesto: A seguir dándose lujos!

Les dejo un mantra para este año:

“Adiós #2015
Te pido perdón por todo lo que pensé, dije e hice que te hizo daño. Te perdono por todo lo que pensaste, dijiste e hiciste que me hizo daño. Me perdono por todo lo que pensé, dije e hice que me hizo daño. Te agradezco y me agradezco por este maravilloso año; por lo que me diste visible e invisible, por lo que me enseñaste consciente e inconscientemente, por haberme permitido hacer y servir, por haberme dado la oportunidad de existir. Solo queda en mi lo útil de ti, todo lo innecesario lo suelto y entrego al misterio. Gracias por haberme permitido recorrerte, por haberme enseñado, por haberte dado. Te amo.

Bienvenido #2016
Me entrego a ti con todo mi ser. Me comprometo a esforzarme más allá de mis límites; para aprender y servir cada día, para cultivar virtudes, para eliminar vicios, para proteger y mejorar mi cuerpo, sexo, corazón, mente y alma, para servirle a mi vecino, a mi pueblo, al pueblo vecino, a mi mundo, a tu mundo, a nuestro mundo. Aceptaré tu voluntad y te daré el máximo de mi voluntad. Te cuidaré como lo más precioso y delicado. Te serviré como lo más importante y honrado. Te amaré completamente, como amo ser amado. Confío en ti. Confío en mi. Sé que todo lo que a través de ti es, es para bien. Año nuevo, desde ya te agradezco por lo que me permitas vivir.”

Leandro Taub

Feliz Año,
Hernán!

Category: Viajar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed.Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.

US